GOBERNANTES SIN CORONA

EL PODER TRAS LA CORONA EN LA EDAD MODERNA 

Durante los siglos en que se formaron los estados modernos las monarquías fueron eliminando el poder de los antiguos grandes señores para gobernar como soberanos únicos y evitar tener que dar cuentas a nadie. Se forjaron los grandes imperios que dominarían los mares en los siglos venideros, y se despidió al feudalismo y a aquellos hombres que ponían y quitaban reyes a su antojo. Pero algunos se resistían a dejar el poder en manos de monarcas no siempre capaces, inteligentes o simplemente interesados en el gobierno de sus reinos. Algunos de los monarcas estaban más interesados en la diversión que en la marcha del país. Estos hombres se colocaron con astucia cerca de sus reyes, los manipularon desde la sombra,  los sustituyeron, y gobernaron ellos de hecho. El cine y el arte dejaron constancia de sus rostros y sus personalidades en muchas obras. Repasemos algunos de ellos.  

Cardenal Cisneros. Francisco Jiménez de Cisneros (1436-1517) nacido en una familia de hidalgos empobrecidos. Sigue la carrera eclesiástica, y llega al cardenalato. Pero el cardenal Cisneros se convirtió en algo más que un poderoso hombre de la Iglesia, pues nada menos que Isabel la Católica lo tomó como confesor y consejero. Sin bien en vida de la reina su papel era importante en el gobierno de Castilla, es a la muerte de ésta cuando el cardenal se convierte en un auténtico rey sin corona, sobre todo cuando muere Felipe el Hermoso y entre 1506 y 1507 ejerce la Regencia. Cuando muere Fernando el Católico en 1516 y hasta la llegada de Carlos en 1517, el todopoderoso cardenal vuelve a tomar las riendas del gobierno. Es famosa la anécdota que cuenta como al ser preguntado por díscolos nobles qué razones o méritos le habían llevado a hacerse con el gobierno, el cardenal señalando unos cañones contestó : "Señores estos son mis poderes".  Un retrato de Eugenio Cajés de 1605 representa al cardenal en todo su poderío, aunque destaca su labor en pro de la cultura con los libros que lo rodean. El actor Eusebio Poncela encarnó al religioso en dos series hermanas "Isabel" (2014) y "Carlos, rey Emperador"(2015), en la película que se hizo para llenar el vacío entre las dos "La corona partida"(2016), y en la serie "El ministerio del tiempo"(2015) donde homenajean a las anteriores.  
Lope de Aguirre. Aguirre (1511-1561) fue un explorador español que participó en la expedición de Pedro de Ursúa en busca de El Dorado. A diferencia de otros personajes analizados en este artículo Lope de Aguirre, no era un hombre próximo al rey, no ejercía el poder en la sombra por delegación real, era un simple soldado, un explorador en busca de gloria, que en las lejanas tierras de Sudamérica vio una oportunidad y la tomó. En 1561 luego de asesinar a Ursúa y sus seguidores se convirtió en en jefe de la expedición, y no contento con ello escribió al rey de España proclamándose en rebeldía y nuevo rey de todos los territorios que conquistara, algo que más de un conquistador en América había ambicionado pero que sólo "el loco Aguirre" se atrevió a realizar. A miles de kilómetros de distancia un díscolo súbdito se atrevía a declararse independiente del mayor imperio del momento, y a proclamarse rey. Su "reinado" errante terminó violentamente en las tierras de Venezuela el mismo año de 1561. No se conservan retratos del rebelde, aunque un grabado lo imagina dotado de un feroz rostro de acorde con la terrible personalidad del personaje. En "El Dorado" (1988) el italiano Omero Antonutti realiza una inquietante interpretación de Aguirre.
Enrique de Guisa (1550-1588) El duque de Guisa fue el líder del partido católico francés durante las guerras de religión, mandó matar a su rival Coligny, jefe de los protestantes, y fue uno de los instigadores de la sangrienta Noche de San Bartolomé. "El acuchillado", como se le conocía por una herida ganada en combate, acumuló tanto poder que el propio rey le temía. Guisa no se conformó con gobernar desde la sombra, o imponer su voluntad al mismo Enrique III, e intentó arrebatarle el trono. El rey mandó matarlo, pero el propio soberano no tardó en seguirlo asesinado por uno de sus partidarios. Un retrato de 1580 expuesto en el Museo Carnavalet de Paris refleja la poderosa personalidad del duque. Un inquietante Miguel Bosé representó al Duque en "La Reina Margot" (1994). 
Conde de Essex. Robert Devereux (1566-1601) se convirtió en el favorito de la reina Isabel I de Inglaterra, y a pesar del sobrenombre de ésta, la Reina Virgen, en algo más, y consiguió auparse hasta las cimas del poder. Además de gozar de los favores de la reina, tenía el apoyo del ejército y las simpatías del pueblo. Francis Bacon le advirtió: "Vuestra popularidad es inmensa y el ejército está con vos. Ante ello me pregunto: ¿no resulta peligrosa en exceso tal situación para un soberano?Quiero recordaros esto: Su Majestad es una mujer y, además desconfiada por naturaleza". Las advertencias cayeron en oídos sordos, y al conde no le bastó con que la reina le dejara hacer lo que le diera la gana, y conspiró para hacerse con la corona. Con mucho pesar la reina tuvo que ordenar su ejecución en 1601. William Segar lo retrató en 1590 poniendo de relevancia porque una mujer de más de 60 se prendó de un joven de 20. En "La vida privada de Elizabeth y Essex"(1939) un Errol Flynn en su mejor momento enamora como Essex a una desbocada Bette Davis interpretando a Isabel.
Duque de Lerma. Francisco de Sandoval y Rojas (1553-1625), el duque de Lerma fue nieto de Francisco de Borja, y el principal valido del rey Felipe III de España. Convertido en ministro de un rey nada interesado en gobernar, el duque de Lerma se convirtió en el hombre más poderoso del reino, dedicado a enriquecerse, especular, colocar a sus familiares y allegados, es decir  sentar las bases de nuestra actual política. Usaba el sello real como si fuera propio, y hacia tratados o declaraba la guerra como si él fuera el monarca. Esto duró hasta que la reina Margarita consiguió con ayuda de otros consejeros desmantelar toda la trama de corrupción que le rodeaba. Para salvar la vida el duque solicita a Roma el capelo de cardenal y se retira de la vida política en 1618. El pueblo cantaba: "Para no morir ahorcado, el mayor ladrón de España, se viste de colorado". Juan Pantoja de la Cruz retrata al poderoso valido hacia 1600 en la cima de su poder, cuadro que se encuentra en el Museo de la Fundación Lerma de Toledo. Robert Douglas es el malvado ministro en "El burlador de Castilla"(1948) aunque los americanos le cambian el título por el de Duque de Lorca.

Cardenal Richelieu. Armand Jean du Plessis(1585-1642) fue nombrado cardenal en 1622 y dos años después primer ministro de Luis XIII, cuyo interés por los asuntos del reino era más bien escaso. El cardenal Richelieu se convierte en el verdadero gobernante de Francia hasta su muerte, y se gana el apodo de "Su eminencia roja". Se convirtió en el hombre más poderoso de Francia y en el más rico. A su muerte dejó una casa  y un legado para que alimentaran a sus gatos; pero estos fueron masacrados por la Guardia Suiza. Philippe de Champaigne realizó un tríptico del cardenal que se encuentra en la National Gallery de Londres. Charlton Heston fue el cardenal en las dos películas dirigidas por Richard Lester, "Los tres mosqueteros"(1973) y "Los cuatro mosqueteros"(1974).
Conde-Duque de Olivares. Gaspar de Guzmán (1587-1645) fue el principal valido del rey de España Felipe IV que acumuló cargos y poder hasta convertirse en el gobernante del reino, mientras su rey y señor se divertía. Olivares realizó amplias reformas e incluso limpió de cargos corruptos el palacio, expulsado a los protegidos de los anteriores validos, aunque luego colocó a los suyos ( como ocurre hoy con los llamados cargos de libre designación). Sin llevar la corona condujo sin embargo a su país hacia la monarquía absoluta, algo que le ganó enemigos entre los más poderosos del reino, que consiguieron su caída en 1643. Había gobernado más de veinte años desde que en 1621 el rey lo nombrara grande de España con la tradicional formula de "Conde de Olivares, cubríos". Patrocinador de las artes y protector de Velázquez, éste lo pintó en 1638 en un retrato que hoy está en el Hermitage de San Petersburgo.  El artista Javier Gurruchaga realizó una exagerada interpretación del ministro en el simpático film "El rey pasmado"(1991).
Cromwell. Oliver Cromwell (1599-1658) no era más que un terrateniente puritano en la Inglaterra de Carlos I. No era consejero, ni ministro, ni ocupaba un cargo al lado del monarca, pero sin embargo con el tiempo llegó a tener más poder que el propio rey. Se convirtió en el líder del Nuevo Ejército Moderno, como parlamentario se opuso al rey y acaudilló la rebelión contra éste. Tras acabar con el monarca e instaurar una república, se transformó en su lord protector, un auténtico rey sin corona. El mismo Parlamento llegó a ofrecerle la corona en 1657, y tras meses de pensarlo la rechazó, aunque se le dio tantos poderes que al reinstaurarlo como Lord protector se copió toda la parafernalia de la coronación, incluso se sentó en el trono del rey Eduardo, usando capa de armiño, espada y cetro, pero no corona. La Galería Nacional de Retratos de Londres guarda un pintura realizada por Samuel Cooper en 1656 del controvertido personaje. Richard Harris fue el Lord Protector en "Cromwell"(1970).
Cardenal Mazarino. Giulio  Mazarini (1602-1661). Recomendado por el mismo Richelieu lo sucedió en el cargo de primer ministro en 1642. A la muerte de Luis XIII en 1643, Mazarino pasa a gobernar Francia que se encuentra bajo la regencia de Ana de Austria por la minoría de Luis XIV. Desde ese momento hasta su muerte y a pesar de contar con numerosos opositores Mazarino es rey de Francia a todos los efectos menos de nombre, superando incluso en acumulación de riquezas y poder a su predecesor. El joven rey Luis XIV debió de suspirar cuando Mazarino murió, se dice que al comunicarle que había entregado su alma a Dios, el rey contestó "¿Estáis seguro de que Dios la ha aceptado? ". Pierre Mignard retrata al italiano hacia 1650, pintura que se encuentra en el Museo Condé de Chantilly. De nuevo es Richard Lester quien en su película continuación de las anteriores , "El regreso de los mosqueteros"(1989) trae a Mazarino encarnado por Philippe Noiret.
Potemkin. Gregory Potemkim (1739-1791) fue un militar ruso que consiguió acumular poderes y riqueza en la Rusia de Catalina la Grande. Después de participar en el golpe de Estado que terminó con la vida del zar Pedro III comenzó la meteórica carrera. Pasó de ser el militar que cautivó a la emperatriz y se convirtió primero en su amante en 1774,  a ser su esposo secreto y el hombre más poderoso de Rusia. En 1775 Catalina le otorga el título de "Príncipe del Sacro Imperio romano". Acumula poder y riquezas, y como él mismo dijo "Todo lo que he querido lo tengo...yo quería alto rango, lo tengo. Yo quería medallas, las tengo...todas mis pasiones se han saciado". Gobernó Rusia al lado de Catalina, y tuvo la habilidad de no intentar derrocarla o imponerse sobre ella como otros menos hábiles habían intentado en parecidas circunstancias, así que conservó su poder hasta su muerte, aun cuando ya había sido sustituido en el lecho imperial. Johann Baptist von Lampi el Viejo retrató al favorito en 1790 vestido con los atavíos del guerrero. Paul McGann es Potemkin en la mini serie "Catalina la Grande" (1996).

No hay comentarios:

Publicar un comentario