LA AMAZONA Y LOS MITOS

XENA, LA PRINCESA GUERRERA


Título Original: Xena, warrior princess


Año: 1995-2001


Nº de Episodios: 134 (6 temporadas)


País:Estados Unidos


Creador: John Schulian, R.J. Stewart, Rob Tapert


Reparto: Lucy Lawless, Renee O´Connor, Ted Raimi, Kevin Smith, Hudson Leick, Karl Urban.

Una mujer a caballo entra en un poblado destruido, a su memoria acuden los recuerdos de ella misma al frente de un grupo de hombres destruyendo ese mismo poblado. Un niño le hace volver al presente al reclamarle un poco de comida. El huérfano achaca la muerte de sus padres a una Xena cargada de tintes fantásticos y feroces. Xena abandona el lugar tras dejarle al muchacho su comida. El arrepentimiento ha prendido en la amazona, y luego de adentrarse en el bosque entierra sus armas.

"Xena" fue una de las series derivadas de la ya comentada "Hércules, sus viajes legendarios". Casi todo lo dicho anteriormente para la serie madre, mejor sería decir padre, es válido para ésta. Serie familiar, desenfadada, con la excusa de la mitología para contar historias variadas, anacronismos, peleas al estilo oriental, exageraciones, comedia, aventuras, etcétera, etcétera, etcétera. La pareja masculina es sustituida en este caso por una pareja de féminas, y les funcionó tan bien que decidieron explotar la ambigüedad en su relación, como consecuencia la serie terminó siendo un icono para la comunidad lésbica mundial.

Los seguidores de "Hércules, sus viajes legendarios" se encontraron en "Xena" una continuidad en el mundo y la parafernalia para él creada. El personaje de la guerrera había aparecido en tres de los episodios de la serie de Hércules, que vienen siendo una especie de prólogo a la misma serie de la amazona, y su popularidad fue la que animó a los productores a lanzar las aventuras por separado de la amazona con grito moruno y arma sij, el inseparable chakram.

Al margen de la relación entre Xena y su compañera Gabrielle, y el original uso del chakram, del cual aún no entiendo como lo coge sin cortarse (sí, sí, ya se que es de mentira,), "Xena, la princesa guerrera", no aporta mucho más a lo ya hecho por su antecesora, y es más aprovechar el tirón que otra cosa. La protagonista es más dura y fuerte que su antecesor masculino, incluso diría que algo más inteligente que el guapetón pero sin demasiadas luces Hércules de Kevin Sorbo, y su compañera Gabrielle demuestra algo más de seso que el descerebrado del Yolao que prácticamente estaba para recibir estopa capítulo sí capítulo también. Los secundarios siguen siendo los mismos, con alguna incorporación propia, y los guiones, efectos, etc, siguiendo la estela de la predecesora. De nuevo podemos ver en un episodio a Julio Cesar y en el siguiente a Ulises, pero la magia de la televisión es así.

La serie alcanzó una gran popularidad y con fans yo diría más fieles que los que consiguió la primera serie, tal vez por la novedad de que era una pareja de mujeres la protagonista en un mundo dominado tradicionalmente por hombres. Recordemos las décadas de "peplums" poblados por musculosos machotes a los que Xena se encarga de poner en su lugar episodio tras episodio en una especie de venganza o reinvindicación a tantos años de testosterona desatada.

Resumiendo si queréis aprender de mitología o historia, ni se os ocurra visionar Xena. Si queréis pasar un rato entretenido con los chavales, recordar tiempos mozos, debatir si las protagonistas están liadas, dormir la siesta, o cualquier otra actividad más o menos intrascendente que se realice frente al televisor, ésta es vuestra serie. No hay que olvidar sin embargo que una revista (vale, es cierto que no fue "Time") declaró que era una de las mejores series de la historia de la televisión.

Y por si alguno aún no la conoce ahí os va la primera parte del primer capítulo, aunque en latino con Xena trasformada por el arte de la pronunciación americanizada en Xina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario