LA ESPADA DE ARTURO

EXCALIBUR

Título Original: Excalibur

Año: 1981

Duración: 140 min.

País: Reino Unido

Dirección: John Boorman

Reparto: Nigel Terry, Helen Mirren, Nicholas Clay, Cherie Lunghi, Nicol Williamson, Paul Geoffrey.

Marco Temporal: s. V

Marco Espacial: Inglaterra



Merlin observa como un grupo de caballeros lucha una encarnizada batalla. Al frente de los vencedores está Uther que reclama al mago una espada especial, una espada para ser rey. El mago le promete que tendrá la espada. Al día siguiente frente al río, Merlín espera, entonces de las aguas surge una espada empuñada por una mano de mujer, es Excalibur, la espada de poder, forjada cuando el mundo era joven, y pájaros y bestias y flores eran como el hombre, y se tenía a la muerte por un sueño. 

Boorman recrea en la película los mitos en torno al rey Arturo tomando como base "La muerte de Arturo de Thomas Mallory" e incorporando otras partes de la leyenda. El resultado es un magnífico refrito de mitos y leyendas artúricas con elementos anacrónicos como las armaduras, pero que dan una de las películas más completas y complejas dedicadas a este personaje. "Excalibur" fue una auténtica maravilla visual que creó escuela.

Al director le habían rechazado en varias ocasiones el proyecto en el que estaba empecinado. Nadie quería saber nada de Arturo, y le ofrecieron filmar "El señor de los Anillos". Así que en principio muchas de las escenas y localizaciones estaban pensadas para la obra de Tolkien, algo bastante curioso si pensamos que la película de Boorman influyó bastante en las de Peter Jackson, y en general en todo el genero de "espada y brujería" que resucitó con "Excalibur".

Una fotografía excepcional, una banda sonora absolutamente espectacular que dio a conocer a toda una generación el "Oh Fortuna" de Orff y levantó la maldición sobre las óperas de Wagner, y finalmente un guión que refunde las mejores narraciones del ciclo artúrico: Geoffrey de Monmouth, Mallory, Chretien de Toyes, los cuentos de Tristán e Isolda, los estudios de Frazer. Todo ello confluyó para hacer una película original que rompió moldes, y que permitió que el cine explorara los terrenos de la fantasía de una forma más adulta. Las referencias en la películas son tantas que las escenas habría que desmenuzarlas una a una. Cualquier aficionado a las leyendas artúricas disfrutará con los paisajes y castillos irlandeses y con los mil y un detalles con los que el director llenó la película.

"Excalibur" fue tal vez el proyecto más personal del director que incluso metió en la película a media familia, su hija interpreta a la madre de Arturo, y su hijo a Mordred de niño. Además el director quiso seleccionar a dos actores antagónicos para interpretar a Arturo y a su enemiga Morgana, Nigel Terry y Helen Mirror que corría el rumor que habían terminado enfrentados tras trabajar juntos en una función de teatro, y Boorman quiso aprovechar ese malestar soterrado para que traspasara la pantalla. Aunque lo más criticado de la película fueron las interpretaciones de los actores, según muchos absolutamente tapadas por lo visual, lo cierto es que a más de uno le sirvió de trampolín para relanzar su carrera. En pequeños papeles vemos a Patrick Stewart (nuestro querido Picard y no menos querido Profesor Xavier), Lian Neeson (antes de blandir el sable láser, o vestir falda escocesa), Gabriel Byrne (que cambió Excalibur por la espada fina y el mosquete de D´Artagnan) y Ciarán Hinds (aún a años de portar el gladio).

De "Excalibur" no hay que hablar, hay que verla, y  no olvidar que corrían los años 80, aquellos oscuros tiempos en que no existían los programas de ordenador que crean paisajes artificiales a gusto del consumidor, y que te permiten multiplicar a un par de soldados por 10000 y crear un ejército sin gastar un centavo o céntimo según la moneda de cada cual. Los castillos y paisajes son reales, el castillo normando de Cahir y los bosques de Irlanda; los extras son de verdad y los actores yacen desnudos de verdad en medio de un bosque a unas temperaturas que debieron dejar la masculinidad de Nicholas Clay (Lancelot) reducida a la mínima expresión provocando el efecto contrario en su partener femenina.

Para muestra hay queda un trailer realizado en inglés para promocionar el film.     

No hay comentarios:

Publicar un comentario