VENGANZA MAORÍ

TIERRA DE GUERREROS


Título Original: Hautoa (The Dead Lands)

Año: 2014

Duración:108 m.

País: Nueva Zelanda

Director: Toa Fraser

Reparto: James Rolleston, Lawrence Makoare, Te Kohe Tuhaka, Xavier Horan, Raukura Turei, George Henare. 

Marco Espacial: Nueva Zelanda




Un guerrero maorí huye corriendo por el bosque perseguido por un enorme enemigo. Cuando cae derribado por una trampa no tiene más remedio que enfrentarse a su rival. Ambos contendientes se desafían a la manera tradicional y blanden sus armas. El perseguidor acaba pronto con su presa y luego grita desafiante hacia el cielo, acto seguido arrastra el cadáver del caído. No muy lejos dos tribus que han estado en guerra durante años se disponen a sellar una paz definitiva.

La película se ubica en las tierras de Nueva Zelanda antes de la llegada de los europeos, por tanto en un momento indeterminado entre el año 800 y el siglo XVI. Es la historia de una venganza, de un joven que ve arrasado su poblado y recurre a aliarse con un fiero guerrero solitario que le ayuda a cazar a los asesinos de su gente. En ese aspecto al narración no es novedosa, una cacería humana en medio de la naturaleza, realizada por salvajes más o menos cabreados, con luchas carreras, matanzas, etc. Sin esforzarnos mucho podemos recordar películas como "Apocalypto" o incluso la parte final de "El último mohicano" con un esquema argumental parecido. La novedad en "Tierra de guerreros" son las pinceladas que el film nos da sobre la cultura maorí, sus costumbres, sus construcciones, sus armas, e incluso el tan polémico canibalismo que practicaron. 

Sin demasiados medios, con un escaso plantel de actores, unos escenarios naturales reducidos a lo mínimo, y bastante voluntad, se consigue una película resultona. El director rodó en idioma maorí aún cuando el mismo no conocía una sola palabra, eligió para el papel del bruto de turno a un actor que ya había participado en una superproducción como había sido "El señor de los anillos" (aunque disfrazado de orco) junto a otro para hacer de villano cuyo nombre suena a chiste en español("Te coge tu jaca", vamos que con ese nombre tenía que hacer de malo), y echó para adelante una producción que le cosechó éxitos en su país, y una cierta proyección internacional, incluso fue seleccionada para representar a Nueva Zelanda en los óscar, aunque no fue elegida. Al final consiguió un film entretenido, fácil de ver, y que nos acerca no sólo a la cultura maorí, si no también a ciertas costumbres primitivas que se practicaron en las sociedades prehistóricas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario