EL CAVERNÍCOLA Y SU MONO

TOR



Título Original: Tor


Guionista: Norman Maurer


Dibujante: Joe Kubert


Año de Publicación: 1953-2009


País: Estados Unidos




Tor es un hombre de la Edad de Piedra acostumbrado a enfrentarse a todo tipo de peligros, y siempre dispuesto a luchar en defensa de los más desfavorecidos, armado con su simple hacha de piedra. Por eso un día de hace un millón de años no puede resistir el impulso de salvar a un pequeño monito del ataque de un feroz brontosaurus. Desde ese momento el simio, bautizado como Chee-Chee, se convertirá en su más fiel compañero.

Pagina 1. Número 1
El éxito de la película "Hace un millón  de años" pero en su primera versión del año 1940, interpretada por Victor Mature, puso de moda las aventuras prehistóricas protagonizadas por un buen salvaje que se enfrentaba a todo tipo de monstruos antediluvianos, hubiera coexistido con ellos o no. Tor es uno de estos primeros héroes surgidos en Estados Unidos de la colaboración del escritor Maurer y de los lápices de quien se convertiría en uno de los dibujantes de cómics más importantes de su país, Joe Kubert.

Sin embargo las primeras aventuras del salvaje y su monito no tuvieron el éxito esperado y la publicación de las aventuras prehistóricas se interrumpió después de unos pocos números. Años después en 1959 Kubert intentó volver a vender sus historietas, y consiguió, además de reediciones, publicar algunos números más. Desde entonces las reediciones y algunas nuevas aventuras continuaron apareciendo hasta el año 2009  en el que la editorial DC editó "Tor: Odisea Prehistórica".

Página 2. Número 1
Hoy "Tor" es un clásico que sirvió de inspiración a numerosos héroes prehistóricos de papel, y aunque sus aventuras ambientadas en una prehistoria fantástica poblada de dinosaurios, algo normal en la ficción de la época, está ampliamente superada por el realismo de los historietistas franceses, no podemos dejar de contemplar las aventuras de este guerrero con nostalgia, y a los que ya tenemos una cierta edad nos recordará a aquel niño vagabundo que también se hacía acompañar por un mono que más que ayudar solía meterlo en líos.

Como curiosidad sólo queda  comentar que el inseparable compañero del héroe es identificado como un langur de Francois, un primate asiático con aspecto bastante simpático, aunque no sabemos si con igual carácter, porque a mí con esas patillas me tiene pinta de vejete cabreado. Abajo dejo el dibujo de Kubert y una foto del mono en cuestión para que cada uno le busque el parecido.

  

No hay comentarios:

Publicar un comentario