¡ESTO ES ESPARTA!

300


Título Original: 300

Año: 2007

País: Estados Unidos

Duración: 117 min.

Dirección: Zack Snyder

Reparto: Gerard Butler, Lena Headey, David Wenham, Rodrigo Santoro

Marco Temporal: 480 a.C.

Marco Espacial: Grecia



"Cuando el niño nació, como todo espartano, fue examinado. Si hubiese nacido pequeño o raquítico, enfermizo o deforme, habría sido descartado. En cuanto pudo mantenerse en pie fue bautizado en el noble arte del combate. Le enseñaron a no retirarse jamás, a no rendirse jamás, a que morir en el campo de batalla al servicio de Esparta era la mayor gloria que podía alcanzar en vida. A los 7 años, como era costumbre en Esparta, el niño fue apartado de su madre y sumergido en un mundo de violencia. Un mundo respaldado durante 300 años por una sociedad de guerreros espartanos que forjaba los mejores soldados que jamás hayan existido, la agogé, como se la conoce, obligaba al niño a luchar, a pasar hambre, le obligaba a robar, y si era necesario, a matar. Castigado a golpes de vara y látigo, le enseñaron a no mostrar dolor, ni piedad. Le ponían a prueba continuamente, y le abandonaban a su suerte. Dejaban que midiera su ingenio y determinación con la furia de la Naturaleza. Esa era su iniciación, lejos de la civilización. Y volvería junto a su pueblo como espartano o no regresaría." 

Con una larga presentación que acompañan imágenes oscuras y violentas de la infancia del rey espartano Leónidas comienza "300", una de las películas sobre la antigüedad histórica mejor valorada por los aficionados al cine en general y más criticada por los forofos del cine histórico.

Titulandose "300" el film va a ir precisamente de la hazaña de los 300 espartanos en el paso de las Termópilas durante las Guerras Médicas (las de los persas, no las de la Seguridad Social). La gesta de los guerreros espartanos y sus aliados deteniendo el avance del en principio imparable ejercito persa ha sido admirada desde la antigüedad a nuestros días. La batalla de las Termópilas ha generado literatura laudatoria, y al llegar el cine, films que hicieran justicia al hecho histórico (ver Peleando a la sombra). La película de Snyder vino a sumarse a las novelas, cómics, y películas que se habían realizado sobre la hazaña, pero alcanzó más fama y trascendencia que todo lo anterior, y popularizó como nunca a Leónidas y sus 300.

La película "300" es uno de los films más populares de su época, enormemente apreciado por el público juvenil y no tanto por el más maduro. La realidad es que el film es un producto típico del cine actual: mucha acción, muchos efectos especiales generados por ordenador, estética de videojuego, mucha violencia, algo de sexo, malos muy malos convertidos en monstruos o con aspecto cercano a ellos, se mezcla todo en la batidora, y ¡voilá! ya tenemos éxito garantizado.  

El director no se molestó en adaptar un guión, copió directamente un cómic de éxito, el "300 de Frank Miller, y arreando. Las escenas son sacadas casi por completo de las viñetas de la oscura historieta y dotadas de movimiento. Se retoca toda la cinta creando un aspecto lo más similar al cómic, se llena la pantalla con personajes y bestias más cercanas a "El Señor de los Anillos" que al ejército persa, y se pone al frente del Imperio del mal a una drag queen que inmediatamente despierta la antipatía de todo macho que se precie de serlo (Si es que donde va a parar el musculoso y varonil Leonidas frente a ese Jerjes que no desentonaría en el carnaval de Río).

La película es visualmente espectacular, llena de imágenes impactantes que la música se encarga de realzar. Las luchas de los espartanos de Leónidas sobrepasan el nivel épico, y nos llevan a lo legendario, pues la historia se sacrifica por la leyenda. Sin embargo a la película no se le puede negar que engancha y entretiene, y por supuesto el fin último de la mayoría de las películas es recaudar dinero llevando al espectador a las salas de cine, y ésta lo logró, y además como bono extra volvió a poner en el mapa las Termópilas, que desde entonces no falta en ningún tour turístico por Grecia (por cierto uno de los lugares menos interesantes de visitar del magnífico país).

Si rebosas testosterona, te gustan los videojuegos, las películas épicas, y la acción a raudales, disfrutarás con "300"; si por el contrario buscas fidelidad histórica, mejor buscate otra cinta, pues a pesar de la afirmación del director de que es en un 90% histórica, la verdad es que las licencias históricas son de las que sonrojan hasta a un ministro, si es que éstos tienen esa capacidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario