EL ARQUERO INMORTAL

ROBIN DE SHERWOOD


Título Original: Robin of Sherwood

Año: 1984-1986

País: Reino Unido

Nº de Episodios: 26

Creador: Richard Carpenter

Reparto: Michael Praed, Ray Winstone, Clive Mantle, Judi Trott, Jason Connery, Phil Rose, Mark Ryan, Peter Llewellyn Williams

Marco Temporal: 1180-1199

Marco Espacial: Inglaterra




Inglaterra. Villa de Loxley. 1180. Un grupo de caballeros cruza el río en una balsa contemplados por un niño. El muchacho corre a dar la alarma al cercano poblado. Al comenzar el ataque el padre pone a Robin a salvo llevandolo a un molino donde lo deja al cuidado de una familia. Luego vuelve a la lucha sólo para caer ante las saetas del enemigo que le arrebata una extraña flecha que custodiaba. Quince años después en el castillo de Belleme un vidente lanza una ominosa profecía relacionada con la flecha, el hijo de Herne y un encapuchado. Robin ha crecido y cuida de Much, el hijo del molinero quien acostumbra a meterse en líos por practicar la caza furtiva en los bosques del rey.

En los años ochenta Richard Carpenter decidió resucitar un personaje mítico que llevaba años llenando las pantallas de los cines, el legendario Robin Hood. Ahora se trataba de realizar una serie de televisión adaptando el personaje a los nuevo tiempos y gustos, el resultado fue una serie de culto que rompió esquemas. Para empezar el Robin de Carpenter es casi un adolescente que lidera una banda de desharrapados por elección de un ser casi sobrenatural, un tal Herne el Cazador, que representa la pervivencia del paganismo de origen celta en los estratos más humildes de la sociedad británica medieval. Entre los seguidores del fuera de la ley se incorpora por primera vez un árabe, algo que retomarían luego otras producciones que incorporarán al personaje a la mitología de Robín Hood. La protagonista femenina, Marian, toma un papel más activo en la lucha, y abandona el rol de doncella en apuros de las películas anteriores. Y como sorprendente novedad, Robin Hood deja de ser un nombre para convertirse en un cargo que pasa de un individuo a otro, así en la serie podemos seguir las hazañas de dos de estos elegidos, el interpretado por Michael Praed y el de Jasón Connery (hijo del que también interpretó a Robin Hood, Sean Connery, con quien sólo tiene en común a nivel actoral, el haberse quedado calvo).

La serie fue un rotundo éxito aún recordado por los aficionados a este tipo de producciones. Mezcla de aventuras, fantasía e Historia, las tres temporadas adornadas con una magnífica banda sonora contaron todo tipo de aventuras del inmortal arquero. Se nos presentó al rey Ricardo Corazón de León, a quien se retrata de una forma mucho más crítica que en cualquier otro film, a su hermano y luego heredero Juan, y a diversos personajes ya clásicos en la historia del personaje.

Es cierto que la serie mezcla elementos fantásticos como brujas, hechiceros, seres míticos, etc, con elementos históricos o seudohistóricos, pero el resultado es muy agradable de ver en una serie familiar, que supuso un soplo de aire fresco renovador en uno de los personajes legendarios de la Edad Media occidental que más influencia ha tenido en la cultura popular, al tiempo que abría el camino a otras producciones que renovarían al colorido y simpático Robin de Errol Flynn dándole un tono más realista y cercano a los nuevos tiempos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario