LA REINA FUGAZ

LADY JANE


Título Original: Lady Jane

Año: 1986

Duración: 142 min.

País: Reino Unido

Dirección: Trevor Nunn

Reparto: Helena Bonham Carter, Cary Elwes, Jane Lapotaire, Patrick Stewart, Sara Kestelman, Michael Hordern, John Wood.

Marco Temporal: 1552-1553

Marco Espacial: Reino Unido




Enrique VIII murió en 1547. Dejó el trono de Inglaterra a su único hijo Eduardo con un país profundamente dividido entre católicos y protestantes Eduardo tenía 9 años por lo que el país será gobernado por su tío, el Duque de Somerset, pero en 1552 el buen Duque cayó en desgracia.

La ejecución del Duque de Somerset, regente de Inglaterra, abre el camino a la búsqueda del afianzamiento del trono garantizando la sucesión por medio del matrimonio del joven rey. De este punto arranca la película que va a contarnos la historia de la más breve reina de Inglaterra (9 días), cómo y porqué llegó al trono, su historia de amor, y por supuesto el final de la misma.

El film es una de esas películas dramáticas de romances de época a las que tan aficionados son los ingleses. La formula la han ido explotando hasta la saciedad pero siempre les funciona, será porque saben hacerlo bien. Cogen un argumento en ocasiones mínimo, lo arropan con excelentes puestas en escena, magníficos vestuarios, impagables ambientaciones, acertadas interpretaciones, correcta dirección, perfecta contextualización histórica y ¡voilá! película cuando menos resultona, y en otras ocasiones verdaderas joyas.

"Lady Jane" como drama romántico resultará plomífero para los chicos aficionados a la acción, y encantará a las chicas aficionadas al género, eso siempre que respondáis a los estereotipos de espectadores. La realidad es que es una interesante película histórica que trata un personaje y un período poco tratado en el cine y la televisión, ya que suelen centrarse en Enrique VIII o sus dos hijas, nunca en lo que sucedió antes, justo en medio. Lo más destacable de la película para un aficionado al genero histórico es precisamente los hechos históricos, la utilización de los dos jóvenes protagonistas como peones políticos, las luchas por el poder, y las rivalidades de las distintas facciones que amparándose en una u otra religión pretenden el medro personal. La historia de amor que la cinta cuenta es algo edulcorada para mi gusto, aunque tiene la extraña habilidad de mostrar una Helena Bonham Carter que llega en algún momento a estar hasta medianamente guapa (milagros de la juventud y el maquillaje).

No hay comentarios:

Publicar un comentario