LOS ÚLTIMOS DE ZULULANDIA

ZULÚ

Título Original: Zulu

Año: 1964

Duración: 138 min.

País: Reino Unido

Director: Cy Endfield

Reparto: Stanley Baker, Michael Caine, Jack Hawkins, Ulla Jacobsson, James Booth, Nigel Green, Ivor Emmanuel, Paul Daneman.

Marco Temporal: 1879

Marco Espacial: Sudáfrica


22 de enero de  1879. Sudáfrica La batalla de Isandhlwana ha terminado el ejército zulú ha masacrado a casi 1500 soldados británicos. Los guerreros zulús se pasean entre los restos calcinados del campamento ingles despojando a los cadáveres de sus armas de fuego. Durante una boda multitudinaria zulú en presencia de un misionero y su hija, el rey Cetewayo recibe la noticia de la apabullante victoria. El ejército zulú continua su marcha y en su imparable avance sólo se interpone un pequeño destacamento británico que se encuentra en la misión del Cañón de Rorke.

La defensa de Rorke´s Drift. 1882. A de Neuville
"Zulú" continua la historia donde la dejó "Amanecer Zulu"(1979) es decir lo que aconteció tras la derrota británica frente a los zulús en Isandhlwana, cuando un destacamento de unos 130 soldados británicos defendieron un pequeño establecimiento del ataque de más de 3000 zulús. El film recrea el asedio con bastante fidelidad, y salvo pequeñas licencias artísticas casi todo lo narrado por el film se ajusta a lo que realmente sucedió. El director Cy Endfield produjo la película, junto con el actor Stanley Baker muy interesado en su realización, y también colaboró en el guión, convirtiéndola en un proyecto personal, pues tras la lectura de un artículo sobre la batalla se había empeñado en realizar una película sobre ella. Fue filmada en los parques de KwaZuku-Natal, e incluso se utilizó a asesores históricos y descendientes zulús de los combatientes para recrear las luchas con la mayor fidelidad.

La defensa de Rorke´s Drift. 1880. Elizabeth Thompson
Se contaba como anécdota que los actores de color no habían cobrado por las leyes del apartheid imperantes en el momento del rodaje, y que se les había dejado el ganado que salía en la filmación como estipendio, pero eso no es cierto, y si cobraron por su trabajo. Sin embargo dos de los protagonistas si tenían sus propias anécdotas: Michael Caine hizo tan mal las pruebas de cámara que aún hoy no se explica como lo contrataron, su acento cockney, lo que nosotros llamaríamos barriobajero, le imposibilitaba para hacer de oficial británico, afortunadamente para él el director era americano y no se percató. Stanley Baker compró la Cruz Victoria con que fue galardonado su personaje, John Chard, pensando que era una réplica, pero a la muerte del actor se descubrió que era la auténtica.

Planteada como una película del Oeste donde los indios son sustituidos por zulús y la caballería por los soldados británicos, el film se inscribe dentro del genero bélico en su vertiente más épica. Personajes sometidos a una situación límite, en inferioridad numérica, que aguantan el ataque y el asedio de fuerzas superiores, y que resisten dando pruebas de heroicidad extrema, viene siendo el contenido básico de lo que la película cuenta. De forma que para los aficionados a este tipo de cine es una de las grandes películas del genero, y al resto no les trasmitirá demasiado. A mi personalmente me recordó en su día a una antigua película española "Los últimos de Filipinas"(1945) con una temática similar, aunque realizada con menos medios y espectacularidad, y  otros la han comparado con "El Alamo"(1960). En cualquier caso es una película entretenida para pasar un buen rato, que cierra de forma más que digna una trilogía sobre las guerras zulús que se compondría de la serie "Shaka", continuaría con "Amanecer Zulú" y terminaría con la película hoy comentada.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario