DINOSAURIOS EN NUESTROS DÍAS

PARQUE JURÁSICO


Título Original: Jurassic Park


Año: 1993


Duración: 121 min.


País: Estados Unidos


Director: Steven Spielberg


Reparto: Sam Neill, Laura Dern, Jeff Goldblum, Richard Attenborough, Ariana Richards, Joseph Mazzello, Wayne Knight, Samuel L. Jackson.


En la isla Nublar, cercana a Costa Rica, un grupo de empleados recibe en un misterioso parque un enorme contenedor metálico. La jaula, pues de eso se trata, contiene a un peligroso animal que cuando intentan liberarlo dentro del parque ataca y da muerte a uno de los empleados. La aseguradora envía tiempo después a un abogado para que negocie las condiciones de una investigación para garantizar la seguridad del parque antes de su apertura. 

La película de Spielberg supuso un antes y un después en los films sobre dinosaurios. En "Parque Jurásico" se van a narrar las aventuras de un grupo de personajes en un parque lleno de peligrosos dinosaurios descontrolados y los esfuerzos de los protagonistas por sobrevivir a los ataques de éstos, sobre todo de los feroces y tenaces velocirraptores.

"Parque Jurásico" inauguró una saga de películas que luego de la trilogía inicial ha vuelto a ser resucitada recientemente. Comentar una película tan conocida es casi superfluo, y desde luego el impacto en el público la convirtieron pronto en todo un hito, que desembocó en toda una "dino fiebre". Se convirtió en una de las películas más taquilleras de la historia, la mejor valorada en cuanto a sus efectos especiales, y las ganancias que generó en marketing fueron astronómicas. Las familias de todo el mundo no solo acudían al cine a ver los dinosaurios de Spielberg, si no que además se compraban gorritas, camisetas, muñecos, libros, cómics, juguetes, etc. 

Pero al margen de tanta recaudación y tantas ventas ¿estaba justificado el éxito de la película? Sí, y por muchos y variados motivos que iban más allá de los efectos especiales. Durante años los tiempos pasados plagados por monstruos desaparecidos han atraído al hombre y sobre todo a la chiquillería que adora a los dinosaurios (¿quién no ha tenido algún mini dinosaurio de juguete cuando era un infante?). Las opciones de los cineastas para tratar la Prehistoria pasaban fundamentalmente por tres caminos: 1- Ubicar su película en los tiempos prehistóricos y que sus protagonistas fueran hombres o animales de aquellas épocas. Esto se puede enforcar desde un punto de vista más científico y serio como en "En busca del fuego"(1981), o más aventurero y poco riguroso pero que permitiera que hombres y dinos compartieran espacio y película como en "Hace un millón de años"(1966). 2 - Llevar a los protagonistas a un lugar poblado de dinosaurios para lo cual se recurría a todo tipo de subterfugios: viajes en el tiempo, brechas dimensionales, viajes espaciales, lugares aislados anclados en el pasado, como en "Mujeres prehistóricas"(1967), "El planeta de los dinosaurios"(1977). 3 - Traer la prehistoria a nuestros tiempos, como en "El hombre de hielo" (1983) en el que se descongela a un neandertal.

Spielberg toma la tercera vía con un guión de Michael Crichton, un auténtico lince en eso de hacer "best sellers", desarrolla una historia que, aprovechando la entonces de moda teoría de la clonación, nos trae de vuelta a todo animal extinto que queramos. Y tenemos servida película de dinosaurios vivos y en nuestra época, así cualquiera puede fantasear con poder visitar en un futuro cercano los animales con los que siempre soñó. Buenos efectos, mucha acción, aventuras trepidantes, sustos, y un muestrario de bichos que sin ajustarse demasiado al rigor científico harían las delicias de cualquier público. Si con eso no conseguía un taquillazo es que el espectador estaba muerto. Las inconsistencias y agujeros del guión, la casi nula necesidad de interpretar de los actores, o un guión más o menos trillado (repite escenas de otras películas, incluso se copia a sí mismo con partes que recuerdan a "Tiburón"), no importan, ¡El espectáculo está servido! Y quien diga lo contrario miente. "Parque Jurásico" fue todo un fenómeno, y aunque sólo fuera porque devolvió de modo digno a los dinosaurios a la gran pantalla y posibilitó la llegada de nuevas películas, series y documentales, sería suficiente para quitarse el sombrero y darle un merecido "¡gracias!" al Midas de Hollywood.            

No hay comentarios:

Publicar un comentario