SOBREVOLANDO LAS TRINCHERAS

EL PILOTO DEL EDELWEISS


Título Original: Le pilote à l´Edelweiss

Guionista: Yann

Dibujante: Romain Hugault

Año de Publicación: 2012-2014

País: Francia

Marco Temporal: 1910-1919

Marco Espacial: Francia





1917. En alguna parte de la Meseta del Camino de las Damas. Unos camilleros franceses retiran los cadáveres de sus camaradas caídos. Sobre ellos se desarrolla un combate aéreo entre aviones alemanes y franceses. Uno de los franceses es derribado y su piloto capturado tras las lineas enemigas, mientras el otro, pilotado por Henri Castillac, emprende la huida. En tierra un teniente francés ha contemplado con sus prismáticos lo ocurrido, los soldados a sus ordenes murmuran sobre el interés de su oficial que supuestamente fue también un piloto al que se expulsó de la aviación por una falta grave, y que ahora comanda un carro de combate llamado "Valentine", es el gemelo del piloto huido, Alphose Castillac.

Gotha G. 5. Avión alemán . 1917
Dos hermanos gemelos Alphonse y Henri Castillac, uno audaz, el otro tímido, el primero un sinvergüenza, el segundo un hombre de honor, ambos llevan desde 1910 enfrentándose y enfrentando la vida de diversa manera, pero ¿quién es quién?. La Primera Guerra Mundial los va a situar luchando en el mismo campo pero con muy diferentes planteamientos. Una gitana que lee la buena ventura, un amor en disputa, un misterioso aviador enemigo que luce edelweiss pintadas en el fuselaje, y por supuesto la terrible guerra con sus trincheras, sus combates aéreos, sus zeppelines, sus misiones peligrosas, todo esto y más guionizado por el magnífico Yann y dibujado por el no menos excepcional Hugault.

Carro de Asalto francés Saint Chamon. I Guerra Mundial. 
De este par de franceses, genios de la Banda Diseñada, poco podemos añadir a lo ya comentado en las otras ocasiones en que reseñamos sus trabajos, de Yann en "Mezek" (ver Los Pilotos de Israel), y de ambos trabajando juntos en "El Gran Duque"(ver La Rosa de Stalingrado). Como siempre el guión de Yann es ameno, entretenido, lleno de buenos momentos, con una historieta de regusto clásico, en la que recurre quizás en exceso al socorrido recurso del "flash back" para explicar los motivos de los dos gemelos, pero que mantiene la intriga y la emoción a lo largo de los tres volúmenes que componen la historia, aunque el truco de cambio de identidades en gemelos esté ya muy usado, sigue funcionando. El dibujo del piloto y diseñador Hugault es lo que siempre se espera de él, calidad, calidad, y de nuevo calidad. Cuando pinta un avión, o una tanqueta, e incluso un coche, el lector puede sentirlos, casi tocarlos, hasta las páginas parecen oler a combustible. Si es cierto que para ambientarse en un contexto bélico los colores son muy vivos, muy brillantes, pero es que el Hugault no debe querer que nos perdamos detalle de su preciosismo a la hora de dibujar los aparatos. 

La escuadrilla de las cigüeñas en la que vuela uno de los dos hermanos existió realmente, así como todos los aviones retratados en la historieta, coches, dirigibles, tanques, etc, son retratados con precisión, y en el momento en que se usaron, así por ejemplo en una magnífica página doble se presenta los impresionantes aviones Gotha que entraron en servicio en agosto de 1917. En fin toda una delicia con la que de nuevo nos deleitan Yann y Hugault. 

Aquí abajo dejo el enlace a la magnífica página de los cómics de Machete en la que podéis leer el primero de los tres tomos que componen la historia, y en la de Galicia cómics los otros dos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario