A LA SOMBRA DE LOS DIOSES

KEOS



Título Original: Keos

Guionista: Jacques Martin

Dibujante: Jean Pleyers

Año de Publicación: 1992-1999

País: Francia

Marco Temporal: 1213 a.C.

Marco Espacial: Egipto






Un joven es conducido por un funcionario de palacio hasta la capital de Egipto al palacio del faraón donde agoniza el gran Ramses II. Keos al ser llevado a presencia del faraón puede observar como éste sujeta la mano de su padre mientras un escriba relata la batalla de Kadesh, en la que el progenitor del muchacho salvó al ahora moribundo soberano. La repentina muerte del faraón negándose a soltar la mano del padre de Keos, condena a éste a acompañarlo en la muerte. El muchacho apenas tiene tiempo de despedirse de su padre, aunque para compensar su muerte Keops es recompensado con lujos y un título de príncipe que lo coloca en las cercanías del nuevo faraón, Mineptah.

Volvemos con uno de los cómics del maestro Martin en esta ocasión dedicado a contar las aventuras de un joven en el Egipto de Merenptah (1213-1203 a.C.). De nuevo el historietista francés retrata a un muchacho adolescente que se ve enmarcado en las intrigas de su época, rodeado de poderosos y corruptos, y que con ayuda de su honradez y valentía, sale con bien de todas las asechanzas que le ponen los malvados de la historieta, al tiempo que asiste a los principales hechos de su época y se codea con los personajes que hicieron historia, Moisés, el faraón Mereptah. En este caso la presencia de los dioses y su influencia marca la narración en la que el dios de los judíos, Yahvé, y el de los egipcios, Osiris, representan a las dos principales religiones del período en el que se mueve el protagonista.

Otro cómic más de la llamada "línea clara" caracterizada por la ausencia de tonos intermedios, manchas de negro, o juegos de luz y sombra, por la perfecta delimitación de las figuras mediante una línea continua, por el efecto máscara es decir personajes tipo caricatura o dibujo animado en un entorno realista, y por una narrativa clásica de aventuras. Todo esto ofrece este trabajo de Martin que a diferencia de otros sólo constó de tres volúmenes, "Osiris", "La cobra", y "El becerro de oro", y que posiblemente sea de lo más flojo de su trayectoria.

En los tres volúmenes que conforman el mini ciclo lo más destacado es la colorida representación del Antiguo Egipto, aunque la trama se vuelve enrevesada, confusa a veces, y los intervenciones divinas y los viajes relámpago del protagonista de Egipto a Palestina y vuelta a Egipto, no contribuyen a darle demasiada coherencia a la historia. En definitiva son unos cómics para fanáticos del Egipto faraónico o seguidores incondicionales de Jacques Martin. A los demás les queda disfrutar de las excelentes recreaciones de monumentos, palacios, etc que llenan de vitalidad las páginas de la historieta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario