DEL TAPIZ AL CÓMIC

1066. GUILLERMO EL CONQUISTADOR



Título Original: Guillaume le conquérant

Guionista: Patrick Weber

Dibujante: Emanuele Tenderini

Fecha de Publicación: 2011

País: Bélgica, Italia

Marco Temporal:1064-1066

Marco Espacial: Inglaterra, Francia





1064. Winchester.  El rey de Inglaterra Eduardo el confesor sintiéndose cansado y enfermo llama a su presencia al conde Harold a quien solicita que se comprometa a servir al duque de Normandía, Guillermo. Pero Harold no está muy dispuesto a renunciar a lo que él considera sus legítimos derechos al trono, aún así decide embarcarse para cumplir la misión que le ha encargado su rey. Los vientos llevan la embarcación de Harold hasta Ponthieu donde es capturado por Guy I quien alega para mantenerlo como rehén su droit du varech, es decir el derecho a quedarse con todo lo que arroja el mar a sus tierras. 

El historiador del arte, periodista y escritor de novelas de intriga histórica, Patrick Weber, no contento con el pluriempleo se dedica a guionizar cómics, y lo hace bastante bien como ya vimos cuando hablamos de "Esparta" (ver ¡Qué duro es ser espartano!). En esta ocasión utiliza el famoso "Tapiz de Bayeux" para realizar una crónica bastante rigurosa de los acontecimientos que llevaron a la conquista de Inglaterra por el duque de Normandía Guillermo. Una breve explicación final sirve de colofón a la historieta que a pesar de los intentos del belga resulta confusa a veces, algo que es sobre todo culpa del dibujante.

El veneciano Tenderini nos es que dibuje mal, es que no dibuja, realiza bocetos y luego los colorea, dando a toda la obra un aspecto de inacabado que no va muy bien con la historia que se cuenta. La invasión normanda de Inglaterra necesitaba un dibujo fuerte, épico, lleno de rostros reconocibles, pues varios son los que van a morir en pos del trono, y no un estilo esquemático, abocetado, que puede ser muy vanguardista pero que aquí no pega ni con cola a pesar de la intercalación de fragmentos del mismo tapiz que sirve de fuente, y que supuestamente introduce los hechos que se van a narrar. 

Un guión bueno, una historia interesante, un planteamiento original, pero una realización insuficiente que le hace perder garra a la narración, que la vuelve fría e impersonal, como los colores con que rellenan los bocetos lineales del italiano. 

Si conoces la historia de Guillermo el conquistador el cómic posiblemente te entretenga y su dibujo te maraville, si buscas que te ilustre o que sirva como instrumento didáctico, mejor quédate con el tapiz original.

Pero como siempre lo mejor es que cada uno le eche un vistazo y saque sus propias impresiones, y para ello nada mejor que acudir a la página de galicia comics:    
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario