PATRIARCADO CONTRA MATRIARCADO

LOS DOMADORES DE CABALLOS


Título Original: The Horsemasters


Autor: Joan Wolf


Año de Publicación: 1993


País: Estados Unidos


Marco Temporal: Hace 14.000 años


Marco Espacial: Francia





Ronan se encuentra en la Cueva de las iniciaciones. El joven pertenece a la tribu del Ciervo Rojo, y después de conseguir sus cicatrices ceremoniales tiene que afrontar la última etapa de su paso a la edad adulta. Tiene frío y hambre, pues lleva 32 horas sin dormir, pero cuando lleguen los hombres le encontraran preparado.  Después vendrá la fiesta, la comida ritual con los hombres, nuevas heridas que le dejarán nuevas cicatrices y finalmente el esperado rito de venerar a la Diosa yaciendo con una elegida.   

En la segunda novela de la trilogía de "Los cazadores de renos" la estadounidense Joan Wolf abunda en los mismos temas que ya había tratado anteriormente en la primera. La ambientación es exactamente la misma, los protagonistas son los descendientes de los anteriores, incluso sale alguno de los personajes de la primera novela, los detalles sobre la prehistoria francesa en el magdaleniense vuelven a ser más bien escasos, y finalmente insiste en el enfrentamiento entre sociedades matriarcales o patriarcales.

El argumento va por los derroteros de los amores y luchas por hacerse con el poder dentro de las tribus más que de enseñarnos las vidas y costumbres de los hombres prehistóricos. La joven Nel, futura servidora de la Diosa, y Ronan, el rebelde muchacho dispuesto a romper los tabús, son ahora la pareja que tendrá que luchar por encontrar su lugar en el cambiante modelo de sociedad. Ronan acabará liderando un grupo de jóvenes inadaptados que creara sus propias normas. Vamos que estamos ante otra novela de rebeldes con causa ambientada en la prehistoria.

A diferencia de la primera al menos ésta deja un poco de lado la guerra de sexos, aunque la mantiene en segundo plano, y se centra más en la rebeldía de unos jóvenes que como los de todas las épocas se niegan a adaptarse a las caducas normas de sus progenitores y rompen con el modelo de sociedad. Si no supiera que la novela se ambienta en la Prehistoria hasta me podía creer que estamos ante un grupo de los que hoy se llaman antisistema. En fin que las novelas de la americana son entretenidas, pero muy contemporáneas, y uno más que oler en ellas la grasa de oso acaba por imaginarse unos cromañones de diseño oliendo a "eau dolce caverna", y unas chicas prehistóricas luciendo preciosas pieles de Giorgio Gruttani, y sí, en lugar de pilotar rugientes deportivos cabalgan esbeltos caballos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario