CUANDO LOS CENTAUROS CAMPABAN A SUS ANCHAS

LOS CENTAUROS

Uno de los seres mitológicos que más ha cautivado la imaginación de artistas y literatos ha sido el centauro, ese ser mitad caballo mitad ser humano. sin embargo el cine y la televisión tal vez por lógicas dificultades técnicas no les prestó demasiada atención hasta hace relativamente poco.

Origen. Los centauros son criaturas con la mitad del cuerpo de un caballo y la otra mitad, la delantera, de un humano. Según el mito eran hijos del héroe Ixión y Nefele, una nube creada por la diosa Hera con su forma para evitar la violación del enloquecido héroe. Pero no todos los centauros eran hijos de Ixión. Autores como Robert Graves veían en el mito de los centauros la existencia de un clan cuyo tótem tribal era el caballo. Para otros eran las leyendas de los primitivos moradores de la Hélade al encontrarse con los primeros jinetes. Una curiosa estatuilla de bronce representando un centauro fue encontrada en Royos, Murcia (España), data del 550 a.C., y hoy se exhibe en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid. En la película "La venganza de Hércules"(1960) Claudio Undari es un extraño personaje que tiene la habilidad de trasmutarse en fauno o centauro a su voluntad, y que responde al nombre de Polimorfeo.

Localización. Según el mito los centauros vivían en bosques y montañas, sobre todo en las regiones griegas de la Elide, Arcadia y Tesalia. Se hablaba también de una tribu de centauros que vivían en la isla de Chipre, pero estos eran hijos de Zeus, cuando éste tras ser rechazado por Afrodita derramó su semilla sobre la tierra. Los centauros chipriotas poseían una característica que los diferenciaba, tenían cuernos. Un hermoso lekytos del año 500 a.C. atribuido al pintor de Diosphos y conservado en el Metropolitano de Nueva York presenta la típica decoración de figuras blancas con el tema de un centauro. En la popular serie de los años 90 "Hércules: sus viajes legendarios" aparecían de vez en cuando centauros bien como aliados del héroe bien como enemigos.
Costumbres. Los centauros eran considerados seres de doble naturaleza pues en ellos convivía la bestia y el humano. Por eso en ocasiones se les presentaba como rudos y violentos, incluso brutales, como demostraron en la boda de Hipodamia o en el intento de violación de Atalanta. Pero cuando prevalecía el lado humano podían ser grandes maestros como Quirón, o amables anfitriones como Folo, el amigo de Heracles. Precisamente es su faceta humana la que prefiere retratar Francesco Salverio Altamura en 1889 cuando pinta al centauro Quirón cantando por la liberación de Prometeo, cuadro expuesto en la Galería Nacional de Arte Moderno en Roma. Por supuesto en la serie hermana de la anterior "Xena, la princesa guerrera" también hicieron acto de presencia los centauros.
Lapitas contra centauros. El episodio mitológico más famoso en el que participaron los centauros fue la famosa lucha contra los lapitas, un pueblo rival en Tesalia. Invitados a la boda de Piritoo e Hipodamia, los centauros no fueron capaces de controlar su naturaleza animal, bebieron, se emborracharon, y trataron de violar a la novia y secuestrar a las invitadas. Los lapitas empuñaron las armas y se desató una guerra en la que los centauros llevaron la peor parte, la mayoría fueron masacrados y los escasos supervivientes tuvieron que abandonar la zona para siempre. El Museo del Prado tiene en sus fondos una magnífica obra de Rubens, pintada entre 1636 y 1638 que escenifica el rapto de la novia de Piritoo (Hipodamia a veces llamada Deidamia). En la segunda entrega de la serie de Narnia,  "Las crónicas de Narnia. El príncipe Caspián" (2008) podemos ver algunos centauros guerreros. 
Centáurides. Aunque se conocen pocas versiones femeninas del mito del centauro era de suponer que existieran para poder garantizar la pervivencia de la raza o de la tribu. A partir del siglo V a.C. comenzaron a aparecer en representaciones artísticas y literarias. En las "Metamorfosis" de Ovidio se cuenta la historia de una centáuride o centauresa, Hilonome, quien pierde a su marido Cilaro en la lucha contra los lapitas, y se quita la vida porque no puede vivir sin él. Un hermoso cuadro de John La Farge, pintado en torno a 1887 y actualmente en el Museo de Brooklyn recoge las evoluciones de una de estas centauresas. También es en "Las Crónicas de Narnia: El príncipe Caspian" donde vemos algunas de las mejores imágenes de centauresas.
Folo. Éste era un amable centauro que vivía en una cueva en Foloe. Cuando se presentó Heracles en su morada, le recibió con amabilidad, le agasajó con abundante comida, y le ofreció su mejor vino. Al oler el vino llegaron sus vecinos, otros centauros, que irritados porque gastara su vino en el extranjero, comenzaron una pelea con el semidiós. Heracles los abatió con sus flechas envenenadas con la sangre de la Hidra. Cuando Folo vio caer fulminados a los rivales de su huésped sintió curiosidad por la causa de la muerte, y desclavó una de las flechas para examinarla, pero con tan mala fortuna que se le clavó en un pie. El centauro murió, y Heracles consternado celebró unos magníficos funerales. El australiano Peter Churcher realizó en 1964 un impresionante dibujo de un centauro muerto. En varias de las películas de la saga de Harry Potter aparecen centauros que viven en el bosque prohibido, como en "Harry Potter y la orden del Fénix" (2007).
Quiron. Es sin duda el más famoso de los centauros, maestro de héroes y el más sabio de su época. Enseñó y entrenó a algunos de los héroes más famosos de la mitología griega, y conservó la amistad con ellos a lo largo de toda su vida. Era inmortal, pero fue herido accidentalmente por una de las flechas envenenadas de Heracles, y sufría tanto que pidió a los dioses que le quitaran el don de vivir eternamente, que según algunos cedió a Prometeo. Jean-Baptiste Regnault pinta en 1782 precisamente esa vertiente de maestro del centauro y lo muestra mientras entrena a Aquiles. El actor neozenlandés Nathaniel Lees es Quirón en la serie de televisión "El joven Hércules"(1998). 
Neso. Fue un centauro expulsado de la Arcadia por Heracles que se estableció en Etolia, junto al río Eveno. En las orillas de este río Neso se ganaba la vida pasando a los viajeros de un lado al otro. Cuando un día Heracles llegó en compañía de su esposa Deyanira, el centauro vio la oportunidad de tomar venganza. Se ofreció a cruzar a la muchacha sobre su lomo, y cuando estaba en la otra orilla intentó violarla. Heracles disparó sus flechas envenenadas desde el otro lado del río, y consiguió herir de muerte al centauro. Aunque éste finalmente logró su venganza al empapar su túnica con su sangre emponzoñada dándosela luego a la ingenua Deyanira como prenda que garantizaría la fidelidad de Heracles si éste se la ponía. Cuando la joven dudó de la fidelidad de su compañero le hizo vestir la túnica que acabaría con el semidiós. Louis-Jean-François Lagrenée realizó en 1755 una magnífica interpretación del rapto de Deyanira, pintura que se encuentra en el Museo del Louvre. En la segunda entrega de las aventuras de Percy Jackson, "Percy Jackson y el mar de los monstruos"(2013) el actor que interpreta al centauro Quirón es Anthony Head en sustitución del bondiano Brosnan.
Atalanta y los centauros. Hileo y Reco eran dos de esos centauros totalmente contrapuestos al sabio Quirón o al amable Folo. En ellos predominaba la parte animal, el carácter bestial que llevaba a ciertos miembros de su raza a dejarse dominar por la brutalidad y la violencia. Por ello cuando vieron a una hermosa joven en un bosque sin compañía y por tanto según ellos indefensa, intentaron violarla. La joven sin embargo no era quien esperaban sino la heroína Atalanta, rápida, ágil, fuerte, y certera con las flechas. Los dos osados terminaron sus vidas y sus correrías bajos las flechas de la doncella guerrera. Un mosaico romano procedente de la Villa Adriana en Tivoli refleja la lucha de los centauros con un grupo de felinos que los ataca. La película "Hércules: Las guerras tracias"(2014) racionaliza la leyenda de los centauros, y aquí lo atribuye a la imaginación y a un efecto óptico.
El centauro indio. Los centauros y su leyenda pervivieron y aparecieron en otras culturas. Fuera de Grecia, algunos centauros adquirían características propias por ejemplo los que acompañaron al dios Dionisos en su campaña contra la India lucían unos hermosos cuernos de buey. Precisamente en la India existe una leyenda que contaba como el príncipe Yadava fue transformado en un centauro por obra de una maldición lanzada por un brahmán. El cuadro de Poussin recoge el triunfo de Baco o Dionisio en la India, y encabezando el cortejo van unos centauros aunque no portan cuernos. Un extraño centauro con un solo ojo salido de la magia del genial Harryhausen apareció en "El viaje fantástico de Simbad"(1973). 

No hay comentarios:

Publicar un comentario