CUIDADO CON LA VIEJA GUARDIA

PARTIDA DE CAZA


Título Original: Partie de chasse

Guionista: Pierre Christin

Dibujante: Enki Bilal

Año de Publicación: 1983

País: Serbia, Francia

Marco Temporal: 1917-1983

Marco Espacial: Unión Soviética, Polonia






1983. Un tren recorre un paisaje nevado. Dentro se encuentra uno de los principales dirigentes de la Unión Soviética, Vassili Alesandrovitch Shevchenko. Una cacería será la excusa para reunir a viejos y nuevos miembros del partido y rememorar los días gloriosos. Ahora que al viejo general una parálisis facial le ha dejado mudo y con un rostro inescrutable, es su secretario personal quien habla a través de él, interpreta sus deseos, y cuenta su historia a un joven interprete de francés.

Pierre Christin guioniza una extraña historieta que cuenta, revisando la vida de un ficticio dirigente soviético, la historia de la Unión Soviética desde la Revolución a los años 80 unos pocos años antes de la Caída del Muro. El pretexto es una cacería en tierras polacas donde se reúnen jerarcas de los principales países de la órbita soviética en un homenaje al camarada que aparentemente está a punto de abandonar el poder cediendo el testigo a un hombre más joven. La narración sirve al guionista para mostrar un régimen en decadencia que se aproxima a su final, y para ello examina algunos de los acontecimientos que agitaron el bloque comunista, las purgas stalinistas, la Primavera de Praga , etc. Pero todo en una narración con frecuentes saltos hacia adelante y hacia atrás, llena de simbolismo, con un ambiente opresivo y onírico, y que se mostró de alguna forma profética.

El dibujo del yugoslavo nacionalizado francés, Enkil Bibal, se adapta a la terrible narración como un guante, haciéndose indisoluble con lo que se cuenta. Los tonos y colores fríos, el predominio del gris, la adustez y rigidez de los rostros de los personajes, aumentan el sentimiento de opresión y deterioro que trasmite todo el cómic. La decadencia se muestra no sólo en lo que cuenta la historieta sino también en cómo se cuenta, en cómo la ilustra un inquietante Bibal, que consigue estremecer con sus dibujos, adelantándonos que algo ominoso está a punto de pasar.

"Partida de caza" ha sido un cómic muy bien valorado por la crítica internacional, se le vio como un acertado vaticinio o acercamiento a lo que estaban siendo los últimos días del bloque comunista. Se le considera uno de los mejores cómics de los años 80, y un acertado análisis de la situación política tras el Telón de Acero con el enfrentamiento entre la llamada vieja guardia y las nuevas generaciones, y todo por una disputa en torno a mantener el "status quo" o evolucionar hacia un cambio, lo que pocos años después se conocería como la "perestroika".

Hoy el cómic de Christin y Bilal posiblemente esté superado y resulte difícil y confuso de leer para las nuevas generaciones, pero en la época en que fue publicado era toda una novedad, y los lectores podían asomarse gracias a la historieta a un mundo cerrado para Occidente y tener un atisbo de lo que se cocía tras el Telón de Acero, aunque fuera en clave de ficción. Todo formaba parte de un proyecto de los dos historietistas para la revista "Pilote" que entre 1975 y 1983 realizaron cinco narraciones de corte sociopolítico y con algunos elementos en común, pero de las que esta "partida de caza" está considerada como la mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario