EL PINTOR REBELDE

MYRKOS



Título Original: Myrkos



Guionista: Jean-Charles Kraehn



Dibujante: Miguel de Lalor Imbiriba



Año de Publicación: 2004-2007



País: Francia, Brasil


El joven Myrkos ha sido sorprendido con una de las chicas de los burdeles de Pyrtax, y éste no está muy contento. El muchacho alega en su defensa que sólo intentaba utilizarla como modelo para una de sus pinturas, pero el rufián no se muestra muy convencido. Myrkos tiene que emprender una precipitada huida. El joven es un rebelde pintor de la Escuela Imperial de Arte, tal vez el alumno más aventajado. Sin embargo su espíritu curioso e imaginativo así como su inquieto carácter le lleva a cuestionarse los dogmas establecidos y a meterse en todo tipo de líos.

"Myrkos" es una extraña serie de cómics, de los que de momento sólo se han publicado 3, y que aparentemente está parada sin visos de continuar su historia. Cuando calificamos de extraña a la historia en un apartado dedicado a los cómics mitológicos y legendarios, no debería de ser ese el adjetivo a utilizar. Pero es que la historia que nos cuenta el francés Kraehn, y que dibuja el brasileño Miguel, es una extraña mezcolanza de elementos que da como resultado algo nuevo.

Los cómics hasta ahora publicados muestran las aventuras de un joven pintor, irreverente, muy inteligente y creativo pero poco dado a respetar las normas, las reglas establecidas, o a la autoridad. Pero en el personaje no está lo novedoso si no en el marco en el cual se desarrollan sus aventuras. "Myrkos" transcurre en una ciudad imaginaria de la antigüedad, Anetha, posiblemente en algún momento de la Edad del bronce. En este lugar conviven mitos, lugares, religiones, sistemas políticos, recogidos de la antigüedad histórica amalgamados en una especie de collage demencial pero cautivador. Columnas y edificios típicos del mundo grecorromano se mezclan con pinturas de estilo egipcio con dioses animalísticos para luego presentarnos paisajes sacados de la Capadocia turca o de los mismos monasterios medievales de Meteoras en Grecia; un sistema político imperial al estilo romano se mezcla con algo similar a la teocracia egipcia, mientras la enorme polís recuerda a la vez a una ciudad asiria o griega, o...; las vestimentas, las armas, el ambiente puede ser mesopotámico, micénico, cretense, y hasta si me apuráis de Star Wars.

Creo que lo mejor para leer "Mirkos" es leerlo dos veces, la primera rápido, quedándose con el divertido guión de Kraehn, disfrutando de un cómic de aventuras del género fantasía histórica. La segunda vez, y siempre que tengamos los recursos o los conocimientos suficientes, leerlo de forma pausada, lenta, observando minuciosamente las detallistas viñetas del brasileño Miguel, plagadas de pequeñas referencias, deliciosas recreaciones, magníficas mezclas, que enloquecerán a cualquier amante de lo antiguo, y en donde los personajes molestan porque nos impiden ver más de este mundo reimaginado por la extraordinaria inventiva de estos dos. Eso sí, no me preguntéis en que contexto histórico ubicar este cómic, ni siquiera en que marco espacial. Lo peor del cómic es que cuando los historietistas se deciden a explorar este nuevo mundo más allá de las murallas de su ficticia ciudad se acaban las entregas. Mientras se deciden a publicar un nuevo número os retó a localizar referencias, o lugares entre las viñetas de estos peculiares cómics. Y como "para muestra un botón" ahí os dejó una página doble del primer volumen para que os hagáis una idea y de paso intentéis localizar el máximo de referencias.

         

No hay comentarios:

Publicar un comentario