EL VIKINGO Y EL MONSTRUO

BEOWULF Y GRENDEL


Título Original: Beowulf & Grendel

Año: 2005

Duración: 102 min.

País: Canadá, Islandia, Reino Unido

Dirección: Sturla Gunnarsson

Reparto: Gerard Butler, Sarah Polley, Stellan Skarsgard, Ingvar E. Sigurdsson, Eddie Marsan, Tony Curran.

Marco Espacial: Dinamarca

Marco Temporal: 500-520



Año 500 después de Cristo. Acantilados de Dinamarca. Un grupo de jinetes persiguen a un gigantesco y peludo personaje cubierto por pieles que lleva consigo a su hijo pequeño al que consigue esconder antes de que le alcancen. Los guerreros usando el fuego y las flechas consiguen acabar con el gigante haciendo que se despeñe desde lo alto de los acantilados ante la mirada impotente del pequeño Grendel, que escondido contempla la muerte de su padre, y comienza su odio hacia la humanidad, a pesar de que uno de los guerreros le descubre y perdona la vida.

La película, financiada por Canadá pero rodada en Islandia, cuenta la primera parte de la leyenda del guerrero Beowulf, es decir la parte en que éste ayuda a los daneses a librarse del monstruo Grendel, un supuesto troll que está asesinando a los guerreros. La participación de actores del Reino Unido le dio al reparto unos tintes internacionales que servirían para su difusión fuera del mercado canadiense. Los paisajes volcánicos y fríos de Islandia creaban el adecuado ambiente para una historia que mezcla la estética medieval vikinga con los films de terror. Pues en principio se trata de contar como un grupo de osados guerreros encabezados por un Gerard Butler aún no bañado por la fama de "300"(2007) van a enfrentarse a un fiero monstruo aficionado a las matanzas "gores". La realidad es que el presupuesto no debía de ser muy alto, y el monstruo se queda reducido a un tipo grande cubierto de pelo mal pegado y a una vieja cabreada también muy grande que hace de madre aún más cabreada.

La leyenda de "Beowulf" recogida en un manuscrito medieval, el códice Nowell, guardado en la Biblioteca Británica, es una de esas historias míticas que ha cautivado la imaginación del hombre desde hace siglos. El cine ha aprovechado en varias ocasiones el atractivo de esta historia para contar sus propias versiones. La de este director islandés afincado en Canadá es una más, y no la mejor. No es que la película sea mala, que no lo es, es que no encuentra su sitio, y bascula entre film de aventuras, histórico-mitológico, fantástico venido a menos, sin llegar a definirse del todo, y así hasta los actores parecen un poco despistados sobre lo que están haciendo. Al final se pasa el rato con ella pero no trasciende ni emociona, y ya puestos el film de animación respeta algo más la leyenda original. Pero este "Beowulf y Grendel" puede ser una buena manera de tomar contacto con la leyenda de este guerrero nórdico.
     

No hay comentarios:

Publicar un comentario