SUCEDER A RAMSÉS

LA MUJER SABIA


Título Original: La femme sage


Autor: Christian Jacq


Año de Publicación: 2000


País: Francia


Marco Temporal: 1213 a.C. - 1203 a.C.


Marco Espacial: Egipto



La muerte de Ramsés el Grande ha sumido en la preocupación a los habitantes del Lugar de la Verdad. La cofradía de artesanos dependía directamente del faraón y de su visir, pero ahora no saben como va a reaccionar su heredero, Merenptah. El nubio Sobek, jefe de seguridad del lugar, es consciente de que el peligro acecha, y que todas las medidas de seguridad que tome no serán suficientes. Además de las conspiraciones también existe un asesino en la sombra que quiere acabar con el maestro de obras, Nefer el Silencioso, y si el nuevo faraón no los protege, la labor de Sobek va a ser muy difícil.

"La mujer sabia" es la segunda novela del ciclo denominado "La piedra de luz", y del que ya habíamos comentado la primera entrega (ver Egipto después de Ramsés). La nueva entrega de Jacq sigue las aventuras de los mismos tres protagonistas de la primera parte, Nefer, Paneb y Clara, trabajando en el poblado de artesanos que realizan las tumbas de los faraones, mientras sobreviven a las asechanzas de sus enemigos. Al tiempo que los personajes masculinos de la saga se dedican a intentar sacar adelante la tumba del fallecido Ramsés, la muchacha se convierte en la siguiente mujer sabia del lugar, es decir la curandera, psicóloga, sacerdotisa, consejera y arregla todo del poblado. Al igual que la anterior entrega las intrigas, conspiraciones, intentos de asesinato, etc, son la tónica dominante del libro, con unos malos malísimos que no se paran ante nada pero que ven como sus planes son desbaratados una y otra vez.  

Merenptah. Museo Egipcio de El Cairo.
Hay poco que añadir a lo dicho sobre el primero, únicamente que ahora avanzamos en la historia, y nos encontramos ya en los años de reinado del faraón Merenptah (12013-1203 a.C.), hijo y sucesor de Ramsés el Grande. Aunque la narración de la novela se centra en lo que ocurre en el poblado de los artesanos, y en las intrigas exteriores que urden sus enemigos, sí nos vamos enterando de algunos de los acontecimientos que marcan el reinado del nuevo faraón aunque de forma muy tangencial y sólo en la medida en que afectan a los trabajadores del Lugar de Verdad: la guerra con los sirios, y los libios, las ambiciones del príncipe Amenmés. De nuevo el escritor francés opta por una novela de aventuras con algo de intriga sazonada con unas gotitas de historia, muy poquita no sea que nos atragantemos. Christian Jacq que posee conocimientos sobre el Egipto faraónico de sobra se dedica a sacarles el máximo partido y los dosifica a lo largo de sus innumerables novelas, y con esta novela hace lo mismo: cuenta lo justo e imprescindible, aunque su ambientación del poblado de artesanos es excelente.

Novela corta, entretenida, fácil de leer, y que como todas las del francés se adelanta algo más en esa inmensa saga egipcia que se empecinó en contarnos, y que aquí termina con el fallecimiento y el comienzo de las luchas por la sucesión de Merenptah. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario