EL DETECTIVE EUNUCO

EL ÁRBOL DE LOS JENÍZAROS


Título Original: The Janissary Tree


Autor: Jason Goodwin


Año de Publicación: 2006


País: Reino Unido


Marco Temporal: 1836


Marco Espacial: Turquía



1836. Yashim es un eunuco que vive sólo en un pequeño apartamento de Estambul, la capital del Imperio otomano de Mahmut II. Una mañana recibe la visita de un paje que le trae una nota del comandante de la nueva guardia para que se presente en el cuartel de forma inmediata, hace días habían desaparecido 4 oficiales, y acaba de aparecer uno de ellos asesinado. También en el palacio de Topkapi el sultán va a reclamar su presencia, una de las concubinas ha sido estrangulada.

El escritor ingles Jason Goodwin, historiador de Historia bizantina en Cambridges, comienza con esta novela una saga dedicada a un investigador encargado de resolver crímenes en el Imperio otomano del siglo XIX con la peculiaridad de que el protagonista es un eunuco. Estamos pues ante una de esas novelas de misterios históricos que tanto han proliferado en los últimos años, y con un esquema argumental típico, a saber: un contexto histórico que sirve para enmarcar las dificultosas investigaciones de un avispado investigador que desenmaraña crímenes, conspiraciones, y entuertos varios a la par que nos informa de las peculiaridades del momento y lugar histórico que le han tocado vivir. En las novelas de este subgénero podemos encontrar: sanadoras egipcias, médicos griegos, informantes romanos, frailes y monjas medievales, pícaros tudorianos, jueces modernos, policías victorianos, psiquiatras decimonónicos, etc. Ahora toca el turno a un eunuco otomano.

Entre tanto detective y contexto variado es difícil para el aficionado elegir la novela que cumpla sus expectativas, pues como en "la viña del Señor" hay de todo. Estas novelas suelen ser bastante populares pues ofrecen un entretenimiento ligero a la par que le dan una patina de cultura histórica que queda muy bien, y que en algunos casos sirven para introducir al lector profano en el período histórico en el que se enmarcan. "El árbol de los jenízaros" a parte de tener a un peculiar detective explora el cerrado mundo del sultanato otomano de principios del siglo XIX, sus entresijos tras las paredes del palacio, sus conspiraciones de harén, y de paso se da un paseo por los vericuetos de las callejas y rincones del Estambul del momento.

La trama de la novela es bastante previsible, y a parte de los asesinatos y conspiraciones propios del genero no aporta grandes sorpresas. El conocimiento que se le supone al escritor sobre el período novelizado tampoco es que brille mucho, y aunque la novela recibió el premio Edgar Allan Poe a la mejor novela en el 2007, se nota que el escritor se guarda bastantes cosas para poder desarrollar una saga, y por ello no pone toda la carne en el asador.

Sin embargo su lenguaje claro y fácil, sus amenas y rápidas descripciones, su trama sencilla, y sus precisas explicaciones históricas, la convierten en una novela que no decepcionará a los amantes del género, y que dejará a la mayoría con ganas de más aventuras del eunuco detective. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario