VUELVE EL INQUIETO INGENIERO

VAE VICTUS


Título Original: Vae Victus 


Autor: Albert Sánchez Piñol


Año de Publicación: 2015


País: España


Marco Temporal:1714-1769


Marco Espacial: Europa, América, Oceanía.


Barcelona. 11 de septiembre de 1714. La ciudad acaba de caer en manos de las tropas borbónicas, Martí Zuvíria, que ha participado activamente en la defensa, ha perdido media cara por la metralla de un cañón. Pero para él la horrible herida es lo de menos. Está derrotado. Su derrota tiene más que ver con las perdidas que con el fracaso en la defensa. Sus seres queridos han fallecido, y él se encuentra semi inconsciente en el Hospital de la Santa Creu mientras Barcelona capitula. A pesar de su hundimiento moral y su estado físico le piden que sea miembro de la embajada que ha de tratar las condiciones de la rendición debido a su relación con el mariscal Berwick.

Y aquí vamos con la segunda parte de las aventuras del ingeniero catalán Martí Zuviría, que más que segunda parte parecen los guiones de una serie de televisión. Efectivamente el nuevo libro de Sánchez Piñol es en realidad cuatro relatos con un único protagonista, el lenguaraz Zuvi. El primero "Americanus" coloca al héroe en la Norteamérica colonial, en Carolina del Sur, y lo hace participar en las guerras de los indios yamas contra los colonos en 1715, interesante por lo novedoso del tema para un lector español, aunque recuerda muchísimo a las aventuras de Flashman entre los pieles rojas. El segundo relato "Hispaniensis" desarrollado en 1719, regresa al personaje a su fueros y nos lo trae de vuelta al ambiente que mejor domina el escritor, la Cataluña del siglo XVIII con Berwick y el prototipo de guerrillero bandolero catalán, Carrasclet; posiblemente el mejor de los 4 relatos, y donde el autor parece sentirse más a gusto. El tercero titulado "Magna parens" salta en el tiempo hasta 1743, nos traslada a la corte de Federico II de Prusia, y trama una venganza largamente esperada; este relato le sirve a Sánchez Piñol para cerrar tramas y abrir al mismo tiempo la posibilidad de más novelas que rellenen los huecos cronológicos. Y el último "Australis" dando otro salto en el tiempo y en el espacio nos lleva en una mágica pirueta a embarcar a Zuvi en la expedición de Cook en 1768, dejando el relato y el libro con un final abierto a continuación, como si de una serie estadounidense se tratara al terminar temporada y en busca de la ansiada renovación.

"Vae Victus" tiene algunas de las virtudes de la primera obra, pero ha perdido frescura. Al autor se le ve más preocupado por que le adapten la obra al cine, televisión, video juego, juego de mesa, cómic, o lo que sea, que por construir una novela. El personaje ha perdido salero, mordacidad, y los episodios brillan en su parte histórica, en la narración de los acontecimientos, como ya ocurría en la primera novela, pero a veces le falta desarrollo tal vez porque se limiten a ser relatos y tampoco demasiado extensos, pensad que el libro está en torno a las 350 páginas y son 4 relatos. Es curioso que si en la primera criticábamos la parte más mordaz del personaje, su furibundo catalanismo, su falta de respeto hacia los demás, aquí al final acabemos echándolo de menos. Es cierto que el escritor se ha desecho en buena parte de ese "independentismo chauvinista" de la primera obra, algo que se agradece de verdad, pero a cambio ha moderado a un personaje cuyo principal atractivo era precisamente ser, como el Flashy de Fraser, un impresentable.

En la nueva entrega de las aventuras de Zuvi, el autor ha hecho todo lo contrario a lo que presentó en la primera, en lugar de mantenerse casi inmóvil en el tiempo y en el espacio, narrando sólo un acontecimiento, en ésta salta en el tiempo y el espacio con más agilidad que un saltamontes, los hechos y personajes con los que se cruza el protagonista aumentan, pero a cambio son desarrollados con menos profundidad. Desde luego así consigue una obra más ligera, más fácil de leer, más internacional, y mucho más fácil de llevar al cine o la televisión (¡chico listo!). Imagino que "Vae Victus" llegaría a más lectores, y tendría una mayor aceptación fuera de Cataluña, a mí sin embargo me sigue recordando a las obras del autor inglés ya mencionado, sobre todo a la última, en donde el autor agotado ya de tanta aventura mundial acaba recurriendo a rellenar huecos con relatos breves, pero con la diferencia de que a Zuvi le quedaba mucho que contar y mucho que profundizar antes de llegar a este punto.

Esperemos que con la tercera novela Sánchez Piñol por fin le coja "el punto" al personaje, nos regale una intensa novela llena de aventuras, hechos históricos curiosos que él sabe dominar a la perfección, y un Zuví menos "políticamente correcto" pero no lastrado por políticas subvencionadoras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario