LOS ROSTROS DE LA SANTA

JUANA DE ARCO

Si hay un personaje de la Historia Medieval francesa que ha atraído la imaginación de artistas de todo tipo es la Doncella de Orleans, santa Juana de Arco, de la que cuadros, novelas, estudios, películas y series han enriquecido la cultura mundial. Hoy viajaremos rápidamente por algunas curiosidades de su vida y por las muchas maneras de retratarla.

Origen. Juana, cuyo verdadero nombre era Jehannette Darc, nació en 1412 en Domrémy. Su familia no eran pobres, pues aunque su padre era agricultor, alternaba su oficio con labores de recaudación de impuestos y dirigía la guardia local. Pero Juana no recibió una educación, ya que era la menor de tres hermanos varones, y a pesar de la posición que llegó a alcanzar dirigiendo los ejércitos del rey, era analfabeta. El cartelista de Art Nouveau Alphonse Mucha realizó un hermoso cartel para una obra sobre la vida de Juana de Arco con una actriz de la época, Maude Adams encarnándola en el teatro y posando para el afiché. Angela Salloker fue la primera Juana de Arco del cine sonoro en la producción "Santa Juana de Arco"(1935).
Las Voces. Con 13 años la joven campesina ve una luz resplandeciente y oye unas voces. Al principio tiene miedo, pero cuando esas voces y luces se repiten llega a la conclusión que son mensajes de Dios. Finalmente las voces le aconsejan levantar el asedio de Orleans. La muchacha identificó las voces como pertenecientes a Santa Catalina, Santa Margarita, y el Arcangel Miguel. Los escépticos afirman que en realidad la muchacha padecía graves trastornos psíquicos, entre otros brotes de esquizofrenia y ataques de epilepsia. Eugene Thirion pintó en 1876 un cuadro que representa a Juana recibiendo los mensajes del arcángel. "Juana de Arco"(1948) tuvo como protagonista a una joven Ingrid Bergman, pepel que repitió en la versión de 1954 realizada por Rosellini. 
Ante el delfín. La muchacha se corta el pelo a lo chico por consejo de las voces, se viste de hombre, y comienza a intentar convencer a todos de su misión divina. Convence a unos nobles que finalmente deciden presentársela a Carlos VII en 1429. Pero éste desconfía y se oculta entre los cortesanos, sin embargo por indicación de sus voces la doncella le reconoce, y le convence de que la envíe a hacer la guerra a los ingleses. Un tapiz del Castillo de Chinon (Francia) recoge la escena del reconocimiento del rey por Juana. La americana Jean Seberg encarnó a la doncella guerrera en "Santa Juana"(1957).
En Orleans. Finalmente Juana consigue su objetivo y el rey la pone al frente de un ejército de 5000 hombres para que vaya a levantar el sitio de Orleans. En realidad la joven iba como elemento para subir la moral, pues portaba el estandarte y se dejaba ver en las reuniones estratégicas que mantenían los generales que conducían la batalla, aunque alguno afirmó que la muchacha era buena estratega. En 1429 el triunfo de las tropas de Juana en Orleans le otorga a la joven prestigio y el nuevo sobrenombre con el que se la conocerá "La Doncella de Orleans". A finales del siglo XIX Jules Lenepveu pintó el cuadro que se encuentra en el Panteón de París y que relata la hazaña de Juana en Orleans. Después de una austriaca, una sueca y una americana llega el turno por fin a una actriz francesa, Florence Delay que interpretó a la santa en "El proceso de Juana de Arco" (1956).
La consagración del rey. Juana había prometido al delfín Carlos que sería el rey de toda Francia, una Francia agitada por la guerra civil y la lucha contra los ingleses. Para ello tras varias campañas militares exitosas le hizo acudir a Reims, al norte del país, atravesando territorio enemigo para allí consagrarse rey en su catedral. La comitiva atravesó el país sin problema con Juana portando el estandarte real, y Carlos celebró la ceremonia prometida el 17 de julio de 1429. La misión encomendada por las voces a Juana había sido cumplida.  El Museo del Louvre de Paris exhibe un cuadro de Ingres pintado en 1854 que muestra a Juana durante la coronación del rey. Genevieve Bujold fue la guerrera en la producción televisiva "Juana de Arco" (1967).
París. Las voces dejaron de sonar en la cabeza de la doncella, pero se había convertido en un símbolo, y algunos no estaban dispuestos a desaprovecharla, mientras otros desconfiaban de la advenediza. El nuevo objetivo era recuperar París de las manos enemigas. Pero esta vez la suerte no acompaña Juana. La guerrera es herida en la Puerta de Saint Honore, y el ejército de la Doncella se tiene que retirar. Ahora Juana ya actúa por su cuenta como líder de sus propios caballeros, sin seguir las órdenes del rey.  Albert Lynch realiza una magnífica ilustración en 1903 para Le Figaro Illustre. Sandrine Bonnaire interpreta a nuestro personaje en una producción dividida en dos partes: "Juana de Arco: Las batallas" y "Juana de Arco: Las prisiones" ambas de 1994.
Captura. El 23 de mayo de 1430 Juana se encuentra en la ciudad de Compiègne, frente a ella sus enemigos, las tropas borgoñonas. Por la tarde la Doncella decide salir para hacer frente a los enemigos. La lucha no va muy bien para las tropas de Juana, y desde la ciudad deciden cerrar las puertas para no perder también la plaza. Juana y sus tropas quedan en el exterior, y a pesar de luchar ferozmente no pueden evitar que su comandante caiga presa. Media docena de hombres rodearon el caballo de Juana, y mientras unos sujetaban la montura, otros descabalgaban a la jinete. El Museo del Hermitage de San Petersburgo (Rusia) tiene entre sus fondos un cuadro pintado entre 1847 y 1852 por Adolphe Dillens con el tema de la captura de Juana. La serie de TV "Juana de Arco"(1999) tuvo como protagonista a la actriz Leelee Sobieski.
Juicio. Juana es encerrada en un castillo del que se intenta fugar en dos ocasiones, incluso salta por una ventana lesionándose un pie. Finalmente se la entrega a los ingleses que la dejan en manos del obispo de Beauvais quien la lleva a Rouen, donde será acusada de herejía, apostasía, blasfemia, de inventar falsas revelaciones, de que las voces que oía eran demoníacas, etc. La condena no podía ser otra que la muerte. En 1856 Paul Delaroche pintó a Juana siendo interrogada en prisión por el cardenal Beaufort. El director Luc Besson hizo su versión de la historia de la santa en "Juana de Arco"(1999) con su pareja de entonces Milla Jovovich de protagonista.
Muerte. El 24 de mayo de 1431 con 19 años de edad Juana de Arco es llevada a la hoguera en Rouen. Viste una túnica de lino y se la coloca sobre una plataforma a la que se le prende fuego. La orden es que no queden restos de ella para evitar su culto. Juana muere por asfixia, y cuando se despeja el humo se enseña su cuerpo calcinado para evitar que se piense en la fuga. Luego se vuelve a quemar hasta dejarlo reducido a cenizas. Los restos que aún así no se quemaron fueron arrojados al río para que no existiera un lugar donde rendirle homenaje. Otro cuadro del Hermitage esta vez de Stilke pintado en 1843 presenta a Juana en la hoguera. Clémence Poèsy fue Juana en "Jeanne captive"(2011).
Las dobles. Con la muerte de Juana no se terminó su historia, algunos afirmaron que la doncella había escapado de la hoguera, y que se había quemado a otra en su lugar. Varias mujeres aparecieron afirmando ser Juana de Arco, incluso en 1436 una falsa Juana apareció en Metz, y fue reconocida por uno de los hermanos de la original. George William Joy pintó en 1895 un cuadro titulado El reposo de Juana de Arco en su camino a Reims. En la serie "The Hollow Crown"(20016) en el episodio dedicado a Enrique VI Laura Morgan interpretó a Juana de Arco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario