¿QUIÉN OCUPARÁ LA TUMBA?

EL SOLDADO DESCONOCIDO


Título Original: Le soldat inconnu

Guionista: Fred Duval, Jean-Pierre Pécau

Dibujante: Mr. Fab

Año de Publicación: 2013

País: Francia

Marco Temporal: 1910-1921

Marco Espacial: África, Francia





Fuerte de Verdún, 20 de noviembre de 1920.  En el interior del bunker descansan varios ataúdes cubiertos por la bandera de Francia y custodiados por soldados. El ministro André Maginot entrega un ramo de flores a uno de los soldados elegido al azar. El soldado Auguste Thin es el encargado de depositar el ramo en uno de los ataúdes sin nombre. El ramo acaba colocado sobre el sexto féretro. Al día siguiente el soldado fallecido que ha sido seleccionado por la suerte  será trasladado a París y enterrado bajo el Arco de Triunfo, luego anualmente se honrara su memoria. Pero ¿ha sido tan aleatoria la elección como parece? 

El nuevo cómic de la serie "El hombre del año" está dedicado al año 1917, y a un personaje que como siempre nos va a introducir de lleno en una época de la Historia de la que se erigirá protagonista. En este caso se tratara de Bouba, un indigena de Costa de Marfil que acabará alistándose casi a la fuerza en las tropas indígenas de la Francia colonial, y que acompañará al ejército galo desde sus conflictos imperialistas hasta la Gran Guerra.

La historia que se cuenta en el cómic no puede estar mejor contada, pasa del mundo colonial con sus conflictos entre potencias a la Primera Guerra Mundial todo visto desde los ojos de un nativo africano a quien le cuesta entender las locuras del hombre blanco, y que desde su salvajismo demuestra más nobleza y cordura que los altos oficiales que representan la civilización. La narración es soberbia, y el cómic presenta uno de los mejores guiones de la serie. No se puede contar más en tan pocas páginas: la perversidad del sistema colonial, lo irracional del racismo, lo absurdo de las guerras, la insensibilidad de los poderosos. Aunque desde el principio sepamos como va a acabar el cómic éste no deja de engancharnos, y aún nos reserva una especie de sorpresa o broma final.   

El dibujo acompaña a un guión que pasa de la luminosa África a las frías, oscuras y lluviosas trincheras de la Primera Guerra Mundial, y que nos permite entrar en la historia y seguir las desventuras de Bouba y su antiguo amo y compañero de armas, Sorbier. Pero de nuevo más que seguir comentando lo mejor es que os lancéis de cabeza a uno de esos cómics que merecen una buena adaptación cimematográfica y que nos trae on line la página de los cómics de Machete:

No hay comentarios:

Publicar un comentario