DOS EN LA MONTAÑA

OTZI. POR UN PUÑADO DE ÁMBAR



Título Original: Otzi. Por un puñado de ámbar 


Guionista: Mikel Begoña


Dibujante: Iñaket


Año de Publicación: 2015


País: España




El 23 de septiembre de 1991 una pareja de alpinistas encuentra un cuerpo semienterrado en la nieve. Al día siguiente el Instituto de Medicina Legal de Innsbruck descubre que se trata de un cadáver con una antigüedad superior a los 4000 años. 5000 años antes en un poblado al sur de los Alpes sus habitantes se afanan en levantar una nueva casa cuando divisan la llegada de tres extraños.

"Ötzi. Por un puñado de ámbar" es el resultado de la colaboración entre Mikel Begoña, historiador y bibliotecario vasco metido a guionista, y el dibujante Iñaket. En el cómic pretenden contar o mejor fantasear con los acontecimientos que llevaron al hombre prehistórico descubierto congelado en los Alpes a su fallecimiento. Esta momia, bautizada Otzi, protagonizará en compañía de otro arquero una aventura en la cual tendrán que vigilar un paso entre las montañas para garantizar y proteger el comercio del ámbar codiciado por salteadores.

A pesar del intento de novelizar uno de los misterios prehistóricos más interesantes de los últimos años, la historieta no acaba de encontrar su camino, y el guión está lleno de contradicciones y absurdos. La supuesta labor de recopilación de datos e informaciones sobre Otzi y sus circunstancias sólo se nota en el anexo final, porque lo que es en el cómic en sí brilla por su ausencia, e incluso por intentar casar algunos de los datos que se tienen sobre la momia se fuerza bastante la historia, y el resultado no es muy brillante, y en ocasiones confuso.

El dibujo esquemático, poco realista, casi infantiloide no ayuda a que la historia de Otzi entre tampoco visualmente. La ambientación mezcla elementos de distintas culturas y al final uno no sabe si está en Çatal Huyuk o en los Alpes. Los colores apagados, planos, fríos, tal vez sean los más adecuados para el ambiente invernal y de alta montaña, pero la falta de detalles, de precisión, hacen que sea otro apartado fallido de la historieta.

En una entrevista uno de los creadores de Otzi se quejaba de la situación de la llamada banda diseñada en España, el poco interés o desprecio que se tenía por los creadores de cómics, y lo comparaba con la situación en el país vecino, Francia, donde es un medio de expresión en alza y de prestigio. Pero aunque las comparaciones son odiosas hay que señalar que el cómic para adultos tiene que ofrecer calidad extrema, porque es caro y tiene mucha competencia de cualquiera de los otros soportes en los que se puede contar una historia, de forma que no podemos compararnos con Fancia y quejarnos, hasta que seamos capaces de ofrecer productos como los cómics franco belgas, y eso pasa por trabajarse más los guiones, realizar unos dibujos más actuales, más cercanos, que lleguen a todos, y buscar maestros del color que le den un acabado de lujo. Los tiempos del cómic underground y de la llamada "línea chunga" ya han pasado, y el estilo "Mariscal" estará muy bien para logos y mascotas pero desde luego no creo que sean el vehículo adecuado para abordar cómics históricos.

"Otzi" es un ejemplo de lo que pudo ser y no fue. Pudo ser una saga original, rompedora, ambientada en la prehistoria, pero una prehistoria realista, bien documentada. Pero se quedó a medio camino. Así ni es un cómic para chavales, desenfadado, lleno de humor, y dibujos caricaturescos, ni es un cómic para adultos aficionados a la historia, preciso, detallista. A pesar de lo cual se ha publicado una continuación que ya comentaremos en su momento.        

No hay comentarios:

Publicar un comentario