EL JEFE APACHE

GERONIMO



Título Original: Gerónimo

Guionista: Matz (Alexis Nolent)

Dibujante: Jef (Jean-François Martinez)

Año de Publicación: 2017

País: Francia

Marco Temporal: 1850-1886

Marco Espacial: Estados Unidos, México




1850. Norte de México. Los apaches conducidos por su jefe Mangas Coloradas asientan su campamento cerca del pueblo mexicano de Janos. Piensan volver a pasar el invierno en su territorio en cuanto consigan provisiones. Mientras los hombres negocian con los lugareños, las mujeres, niños y ancianos esperan en el campamento su regreso. Pero el joven guerrero Goyahkla tiene un presentimiento algo está pasando con sus familias mientras ellos están negociando en el pueblo. Desgraciadamente los peores presagios de Goyahkla se han cumplido cuando los guerreros apaches regresan a su campamento sólo encuentran desolación y masacre. El camino de transformación de Goyahkla hacia el temido Gerónimo ha comenzado. 

La historieta noveliza los años de actividad del apache Gerónimo, desde sus primeros tiempos a las ordenes de Mangas Coloradas hasta su fuga y captura en 1886. La narración opta por el punto de vista indio, contando los hechos tal y como ellos los vivieron, y por tanto ofreciendo las motivaciones que pudieron tener para sus enfrentamientos con los mexicanos primero y con los estadounidenses después.

El guión de Matz es sobrio, conciso, sin estridencias ni excesos, pero preciso. Se huye de maniqueísmos que dividan a los personajes en buenos y malos, y se opta por una vertiente más realista, más cercana a los hechos, y aunque se le note la simpatía por los indios, procura mantener la objetividad en todo lo que se cuenta, que por otro lado es en casi su totalidad rigurosamente cierto.

Si el guión es bueno, el dibujo no se queda atrás. Jef realiza unas ilustraciones que van a la historieta como anillo al dedo. Retratos duros, secos; dibujos de trazos firmes; colores desvaídos, terrosos; escenas violentas frente a viñetas reflexivas casi místicas, todo ello llena un cómic que refleja en sus trazos, en sus dibujos, en sus colores, el mundo y el carácter apache, con su sequedad, con su dureza, con su espiritualidad, con sus contradicciones.

Una buena historia adecuadamente dibujada y mejor guionizada da como resultado un excelente cómic imprescindible para los aficionados tanto al género histórico como al western o a los cómics en general.

No hay comentarios:

Publicar un comentario