LA ODISEA DE KIIN LA TALLADORA

MI HERMANO EL VIENTO


Título Original: Brother Wind


Autor: Sue Harrison


Año de Publicación: 1994


País: Estados Unidos 


Marco Temporal: 7038-7036 a.C.


Marco Espacial: Alaska


Kiin ha conservado a sus dos hijos mellizos a pesar de los consejos que la conminaban a deshacerse de uno de ellos. Ha vuelto con Amgigh, aunque sigue amando a Samiq. Pero no está a salvo, su antiguo esposo el chamán Cuervo ha vuelto a buscar a la hábil talladora. El hechicero no piensa dejar escapar a quien considera dotada de un don especial: la capacidad de hacer unas tallas que otorgan gran poder a quienes las poseen.

"Mi hermano el viento" completa y finaliza la trilogía de Sue Harrison dedicada a la prehistoria en las islas Aleutianas y territorios aledaños, que la autora americana tuvo a bien subtitular "Tallador de marfil". Así que de nuevo tenemos las aventuras, o mejor desventuras de la talladora Kiin que salta de un marido a otro, de campamento a campamento, y se las apaña más o menos bien para sobrevivir a los maltratos, a esposas celosas, a pretendientes ansiosos,  a la naturaleza desatada, todo por volver a los brazos de su amado. Es decir una aventura prehistórica que continua las andanzas de la protagonista de la segunda novela del ciclo y que concluye por fin sus interminables desdichas.

Quienes hayan leído las anteriores entregas ya saben lo que pueden esperar de ésta, y para quienes no, mejor que no la lean porque continúa directamente de la precedente "Mi hermana la luna". Pocas sorpresas tanto a nivel argumental como en cualquier aspecto. La escritora no añade gran cosa a lo que ya ha contado en anteriores entregas, aunque si es cierto que utiliza a su personaje para explorar otros campamentos dedicados a diversas labores casi todas relacionadas con la pesca y caza de los animales de la zona, ballenas, focas, morsas, etc.

Sue Harrison se encuentra cómoda en unas novelas destinadas a un público mayoritariamente femenino, con super mujeres de protagonistas, y que se mueven por la dura prehistoria de Alaska como peces en el agua, aunque sería más oportuno en este caso decir como focas en el agua. Con ellas construye unas novelas entretenidas y de fácil lectura que hacen pasar el rato, y de paso mete algún que otro dato sobre las vida y costumbres en estas frías latitudes en tiempos pretéritos. Por supuesto la novela es imprescindible para forofos de la Harrison, seguidores de la trilogía, y curiosos de la prehistoria más fría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario