DINOSAURIOS. DÓNDE ENCONTRARLOS

LUGARES FICTICIOS Y REALES PARA VIAJAR A LA PREHISTORIA

Los dinosaurios son esos animales extinguidos que misteriosamente atraen a niños de todos los lugares del mundo que se pirran por sus huesitos, y para quienes las recreaciones de los gigantescos saurios son el sumun de las maravillas. Hoy nos toca hacer un repaso por los lugares donde la imaginación o la realidad nos permiten ver dinosaurios, bien porque alguien imaginó su pervivencia en lugares recónditos, bien porque sus restos reales han sido recreados, ensamblados y ofrecidos a la asombrada contemplación del público.

El río del tiempo. En la antigua Checoslovaquia según la película "Viaje a la Prehistoria"(1955) existe un río que desemboca en una misteriosa cueva, y una vez que lo atraviesas estás en la prehistoria de nuestro planeta y puedes ir navegando hacia atrás en el tiempo contemplando todo tipo de animales de nuestro pasado. La película fue rodada en el río Morava (Chequia) y en la reserva natural Osypane brehy, y evidentemente allí no hay dinosaurios vivos. Para quienes prefieran la realidad pueden optar por el Museo de Ciencias Naturales de Berlín que exhibe el esqueleto de dinosaurio más alto del mundo el giraffatitán y del ave más antigua, el archaeopteryx. https://www.museumsportal-berlin.de/es/museos/museum-fur-naturkunde/
Centro de la tierra. Según Julio Verne y las diferentes adaptaciones llevadas a la gran pantalla, el centro de nuestro planeta está habitado por todo un mundo donde han pervivido toda clase de dinosaurios. La entrada a este submundo se encuentra en Islandia concretamente en el cráter del volcán Snaefellsjökull. Curiosamente en Islandia una de las atracciones turísticas consiste en bajar al interior de un volcán. En realidad la versión de 1959 "Viaje al centro de la tierra" fue filmada en Estados Unidos en el Parque Nacional de las Cavernas de Carlsbad en Nuevo México. Una de las opciones más interesantes que se pueden realizar en Estados Unidos con respecto a los dinosaurios es la visita al Monumento Nacional de Dinosaurios en Colorado donde se puede practicar senderismo, acampar y contemplar espectaculares fósiles de dinosaurios, aunque éstos ya en el Estado de Utah.  https://www.nps.gov/dino/espanol/index.htm
Valle de Gwangi. En la película "El valle de Gwangi"(1969) un grupo de vaqueros descubre que en México existe un valle oculto por una cadena montañosa que ha conservado en su interior un ecosistema prehistórico en donde campean a su aire todo tipo de dinosaurios. Si no encuentras el ficticio valle o te queda muy lejos, aunque en realidad se filmó en la ciudad encantada de Cuenca (España), siempre puedes optar por visitar el real Dinópolis en Teruel (España) un parque temático sobre dinosaurios (dicen que el mayor de Europa) que además de 6 museos distintos, tiene todo tipo de recreaciones, exposiciones y actividades para niños. http://www.dinopolis.com/
Caprona. El fabuloso subcontinente que se encuentra en un lugar perdido en el Atlántico Sur y a dónde llegan por casualidad los protagonistas de "La tierra que el tiempo olvidó"(1975). En esta tierra dinosaurios y hombres primitivos conviven en un entorno lleno de peligros pero también de recursos naturales. La historia era una adaptación de una novela de Edgar Rice Burroughs, y posteriormente se realizó una continuación "Viaje al mundo perdido"(1977) y algún remake moderno. También esta vez fue España la elegida para algunas de las localizaciones y las volcánicas Islas Canarias fueron reconvertidas en paisaje prehistórico. Ya puestos a visitar dinosaurios de verdad, o al menos sus restos en España nos podemos dirigir a la provincia de Soria para realizar la Ruta de las Icnitas o lo que es lo mismo las huellas que los dinosaurios dejaron de su paso. Con tres rutas para realizar caminando, con reproducciones de los animales, y zonas para niños, ésta es una alternativa bastante atractiva para familias aventureras. http://www.rutadelasicnitas.com/
Meseta amazónica. El creador de Sherlock Holmes, Arthur Conan Doyle imaginó también un lugar donde los dinosaurios habían sobrevivido a la extinción, se trataba de una meseta en Roraima en medio de la selva amazónica venezolana totalmente aislada del mundo. Este mundo perdido fue llevado al cine y la televisión en varias ocasiones. En "El Mundo Perdido" (2001) la cadena inglesa BBC hizo que los protagonistas atravesaran la brecha en la cadena montañosa para adentrarse en este mundo parado en el tiempo. Si nos entran las ganas de convertirnos en auténticos paleontólogos nos podemos dirigir al Centro de Dinosaurios de Wyoming (Estados Unidos) donde además de ver fósiles de dinosaurios, podemos participar en una excavación real con el fin de extraer estos mismos huesos (100 dolares por un sólo día niños y 150 adultos. Casi mejor me voy a desenterrar los huesos del perro al jardín).http://www.wyodino.org/#Museum
Meseta en Mongolia. Otra de las adaptaciones televisivas de la novela de Doyle decidió ubicar el refugio de los dinosaurios en Mongolia. No les debió de parecer demasiado exótica la selva venezolana y se fueron a Asia, a otra meseta inaccesible, esta vez en Mongolia en "El mundo perdido"(1998). Ya puestos a viajar al lejano Oriente la opción más realista es visitar el Museo de dinosaurios de Zigong en China, uno de los más grandes y espectaculares del mundo con casi 7 millones de visitantes anuales. http://www.zdm.cn/en/ 
Isla Calavera. Al oeste de Sumatra en medio del Océano Índico se ubica la imaginaria Isla calavera que además de ser el hogar del gigantesco gorila King Kong es también el lugar de morada de todo tipo de bichos antediluvianos, por tanto un lugar a dónde no es muy recomendable ir de relax veraniego. El mago de las super mega producciones, Peter Jackson, nos regaló una versión de las aventuras del desbocado gorila en "King Kong"(2005) en donde entre otras rarezas ponía en pantalla una estampida de dinosaurios. Un poquito más cerca que Sumatra nos queda Turquía, país en el cual podemos ir a ver el Jurassic Land de Estambul, un auténtico parque de atracciones dinosauriles y museo, en donde grandes y pequeños disfrutaran de fósiles de verdad, animatronics, experiencias en 3D, etc. http://www.jurassicland.com.tr/en/  
Isla Nublar. La isla ficticia donde se exhiben los dinosaurios del grandioso parque jurásico creado por Spielberg en su saga de películas comenzando por "Parque Jurásico"(1993) hasta las nuevas películas del Jurassic World. Aprovechando el tirón de las películas Costa Rica promocionó los lugares de rodaje con el nombre de Costa Rica Park, sobre todo la Isla del Coco. Pero los lugares paradisíacos de Costa Rica ofrecen naturaleza pero no dinosaurios, para estos últimos podemos viajar un poco más hacia al Norte hasta Alberta en Canadá concretamente al Royal Tyrrell Museum con una excelente colección de fósiles y alguna que otra actividad para los más pequeños. http://www.tyrrellmuseum.com/index.htm 
Parque Prehistórico. El paleontólogo Nigel Marven creó una serie de documentales sobre dinosaurios que el mismo reunía en un ficticio parque prehistórico posiblemente en la provincia de Natal en Sudáfrica, en un recóndito lugar entre montañas y con el mar a sus espaldas. Gracias a los portales temporales el protagonista traía a los dinosaurios a este singular zoológico en "Parque Prehistórico (2006). Si no conseguimos encontrar el secretísimo y falso zoo de Nigel nos queda el recurso de acercarnos al muy real Museo Natural de Dinosaurios de Camberra (Australia) donde a los críos incluso les organizan fiestas de cumpleaños monotemáticas. http://nationaldinosaurmuseum.com.au/
Planeta de dinosaurios. Como en nuestro mundo los dinosaurios se extinguieron hace unos cuantos añitos a algunos guionistas se les debió ocurrir que tal vez en otros planetas eso no hubiera pasado, y que en lugar de buscar en la Tierra escondidos lugares de superviviencia de los animalitos, porque no trasladar a los sufridos protagonistas de una película a un planeta poblado de dinosaurios. Esto era lo que contaba "El planeta de los dinosaurios"(1978). Más que coger una nave y explorar mundos desconocidos en busca de dinosaurios de momento podemos intentar coger el coche o avión y desplazarnos a alguno de los museos o parques dedicados a dinosaurios del mundo, como el Fernbank Museum de Historia Natural de Atalanta (Estados Unidos) con interesantes reconstrucciones, plazas decoradas con dinosaurios de bronce, cines, y múltiples actividades.  http://www.fernbankmuseum.org/
En pos de los dinosaurios hemos viajado con la imaginación por Chequia, Islandia, México, el Atlántico sur, Venezuela, Mongolia, Océano Índico, Costa Rica, Sudáfrica, el centro de la tierra y hasta otro planeta; y con el deseo, las ganas o la cartera llena los más afortunados podrán viajar rastreando sus restos y huellas por Alemania, España, Estados Unidos, China, Turquía, Canadá, Australia, y otros muchos lugares que se han quedado en el tintero con interesantes museos o parques como Gran Bretaña, Bélgica, México, Sudáfrica, etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario