LA TERCERA ETAPA

CAMPUS STELLAE. EL PUENTE DE LOS 3 DIABLOS

Título Original: Campus Stellae. Le pont des Trois Diables

Guionista: Pierre-Rolland Saint-Dizier

Dibujante: Andrea Mutti

Fecha de Publicación: 2014

País: Francia, Italia 

Marco Temporal: 1294

Marco Espacial: Francia




Arles 1294. La joven Catherine le cuenta cuentos a su hermano pequeño cuando su enamorado Alexandre se presenta de improviso en el cuarto. Los amantes no se resignan a la próxima boda de la muchacha. El matrimonio concertado desespera a los enamorados que se arrojan uno en brazos del otro y son sorprendidos por el futuro esposo, Yvain. Se desata la tragedia que forzará una huida y un peregrinaje en busca del perdón a Santiago de Compostela.

Anfiteatro romano de Arlés.
La tercera entrega de la serie "Campus Stellae" dedicada a los tramos franceses del Camino de Santiago parte de Arles y llega hasta los Pirineos. En plena Edad Media comienza una historia ambientada en 1294 protagonizada por dos mujeres Catherine y Adeline y un trío de salteadores que se disfrazan de demonios para robar a los peregrinos. El guión sirve de excusa perfecta para de nuevo mostrarnos los lugares por los que discurre el tramo, sus monumentos e incluso alguna leyenda local.

En este tercer cómic se hace referencia a algún personaje aparecido en el primero, que incluso llega a aparecer, se cuentan varias historias de distintos personajes, y se visita por encima las principales paradas del tramo: Arles, Saint Gilles, Maguelone, Saint-Guilhem, Carcasona, Toulouse y Saint-Bertrand de Comminges. La historia quiere contar muchas cosas de personajes muy variados y al final queda todo demasiado esbozado, todo muy en el aire, terminando la historia muy bruscamente y con cosas a medio contar. En esta ocasión se desaprovecha un guión interesante y aunque se enseñan algunas peculiaridades del camino y de la Edad Media no es todo lo redondo que sería de esperar.

El dibujo del italiano Andrea Mutti sigue en su línea aunque tampoco es en este cómic donde más brilla. Sin embargo destaca lo perfectamente documentados que están sobre los lugares que recorren sus personajes. Los pequeños detalles hacen que esta serie de cómics sea de lectura imprescindible para los amantes de la historia y el arte medieval. Como ejemplo sirva la pagina en que se dibuja el anfiteatro romano de Arlés, totalmente integrado dentro de la ciudad con casas y construcciones en su interior como era habitual en la época, y no cómo está ahora. 

Pero que mejor que pasar a leer el cómic y verlo por vosotros mismos:

No hay comentarios:

Publicar un comentario