DETECTIVES MODERNOS

INVESTIGADORES LITERARIOS DE LA EDAD MODERNA

Llega el turno de los aplicados investigadores de misterios que desarrollaron su labor en la llamada Edad Moderna, es decir más o menos desde el descubrimiento del Nuevo Mundo a la Revolución Francesa. Como en las anteriores entregas en estos investigadores se mezclan profesiones, lugares de origen, y métodos de investigación, pero todos tienen en común que sus aventuras discurren en un contexto histórico bien definido. 

Fernando de Rojas. El estudiante de leyes en la Universidad de Salamanca, Fernando de Rojas, se convierte en investigador de crímenes y desmantelador de oscuras intrigas en la España de finales del siglo XV. Al mismo tiempo en su deambular por los recovecos de lo más sórdido de la sociedad se irá encontrando inspiración para una obra que se va gestando en su cabeza. Nada menos que el supuesto escritor de "La Celestina" se convierte por obra y gracia del filólogo español, Luis García Jambrina, en el protagonista de una serie de novelas de misterio, la primera de las cuales, "El manuscrito de piedra", comienza en 1497. De momento dos novelas conforman la saga, y viene en camino una tercera. Un supuesto retrato del escritor fue impreso en una de las ediciones de su obra.
Roger Shallot. El pícaro Shallot y su señor, Benjamin Daunbey, resuelven crímenes al servicio de Enrique VIII de Inglaterra. Desde la ancianidad Shallot recuerda sus pasadas aventuras que comienzan en 1517 en "Los crímenes de la Rosa blanca", y continúan con otras 5 aventuras más. Las aventuras del mordaz sirviente vienen firmadas por un tal Michael Clynes, que no es otro que el incansable y prolífico Paul Doherty, escritor británico que ha hecho de la novela de misterio histórico su inacabable terreno literario, aunque, todo hay que decirlo, con la serie de Shallot llegan sus mejores historias.   
Shardlake. El abogado reformista Matthew Shardlake pasea su agudeza y su joroba por la turbulenta Inglaterra del desenfrenado Enrique VIII. En un principio a las ordenes de Cronwell resuelve crímenes y conspiraciones mientras se suceden las esposas en el tálamo real. Desde su primera aventura en 1537, "El gallo negro", hasta la sexta que ya transcurre en 1546 a la muerte del monarca, el investigador tendrá que bregar contra todo tipo de misterios. El escocés C. J. Sansom, historiador y abogado, pone sus conocimientos académicos al servicio de la literatura para escribir una serie muy bien aceptada en su país de origen, aunque se muestra furibundo defensor de la no independencia escocesa.
Giordano Bruno. El filósofo y astrónomo italiano Girodano Bruno (1548-1600) se convierte en "Los herejes de Oxford" en el protagonista de una novela de misterio. En 1583 Giordano Bruno, que se encuentra en Londres, deberá hacer frente a peligros inesperados en un ambiente aparentemente tranquilo, la Universidad de Oxford, donde las luchas religiosas y unos terribles asesinatos ponen de relieve que el misterio acecha en todas partes. El erudito real se trasmuta gracias a la pluma de la escritora S. J Parris (seudónimo de la crítica inglesa Stephanie Merritt) en un investigador literario de misterios en una serie que lleva ya cinco novelas.  
Isidoro de Montemayor. Isidoro comienza como empleado de un editor, pero la publicación de "El Quijote" de Avellaneda en 1614 le llevará a sumergirse en el mundo de la investigación de crímenes y la resolución de misterios. En la España del Siglo de Oro este investigador vivirá aventuras y amores relatados en hasta ahora en tres novelas, la primera de las cuales "Ladrones de tinta", fue aclamada por la crítica y merecedora de varios premios. El historiador español Alfonso Mateo-Sagasta después de dedicarse a regentar una librería y editar una revista finalmente recaló para alegría de los lectores en la literatura y lo hizo con esta trilogía de misterio e historia.
Gonzalo García. El alguacil del barrio de Lavapiés en Madrid, Gonzalo García, antiguo soldado de los tercios de Flandes, se ve a finales del año 1661 inmerso en la investigación de un triple asesinato cuyas ramificaciones llegaran hasta el mismo rey Felipe IV. El modesto alguacil español lleva dos aventuras relatadas en "El demonio de Lavapiés" y "El libro de las tinieblas" que le han sumergido en los más sórdidos recovecos del Madrid de los Austrias. El periodista español Pedro Herrasti es el creador del nuevo detective de la Edad Moderna nacido para rivalizar a otro nivel con los héroes de capa y espada que pueblan las novelas ambientadas en la España de Felipe IV.
Sano Ichiro. El investigador japones Sano Ichiro es un yoriki, un oficial de policía de menor rango, cuando en 1689 se ve envuelto en una investigación criminal que implica a dos amantes a los que se ha asesinado e intentado hacer pasar por un suicidio. La primera novela, "Shinju, el amor prohibido", sirve para presentarnos al detective samurai y la época en la que se mueve, el Japón de la era Edo  a finales del siglo XVII. 17 novelas más atestiguan el éxito de la fórmula ideada por Laura Joh Rowland, una norteamericana pero con orígenes orientales.  
Atto Melani. El cantante castrato, Atto Melani (1626-1714) que también fue diplomático y espía al servicio de Francia, es el protagonista de una serie de aventuras en las cuales desenmascara criminales, desentraña enigmas y desmonta conspiraciones. El debut de abate Atto se produce en "Imprimatur" cuando queda atrapado en una posada de Roma en el año 1683 al producirse una muerte sospechosa que obliga a poner en cuarentena a todos los huéspedes. El culto investigador prosigue sus aventuras y largas peroratas en al menos 4 novelas más que sumadas a las dos que faltan por publicar completarán la saga y la frase latina que se formará con sus títulos. Mientras el polifacético abad recorre Europa implicándose en cuanta conspiración le sale al paso e incluso conocemos algunas de sus aventuras pasadas. El matrimonio italiano, formado por Rita Monaldi y Francesco Sorti, consiguieron con sus novelas de misterio en el barroco que despertara la expectación de los lectores de medio mundo portando tras de sí una fama de novelistas polémicos que ellos mismos fomentaron por el bien de las ventas.
Benjamin Weaver. El ex boxeador de origen judío, Benjamin Weaver, desarrolla su actividad como una cazador de ladrones y criminales en el Londres de principios del siglo XVIII. En 1720 comienza sus andanzas en la aventura titulada "Una conspiración de papel", donde tendrá que investigar la muerte de su padre y sumergirse en el despiadado mundo de las finanzas. Hasta ahora el estadounidense David Liss ha completado una trilogía protagonizada por su investigador, aunque ha publicado otros libros de misterio histórico, incluso una novela que le dio fama internacional, "El mercader de café" que trata sobre el abuelo portugués de Benjamin Weaver.
Pedro Alemán y Camacho. El idealista abogado Pedro Alemán desarrolla su trabajo en los tribunales de Jerez de la Frontera (España). Defiende a los más desfavorecidos y por ello en 1750 se encarga de la defensa de un muchacho huérfano sin recursos ni apoyos a quien se acusa de varios asesinatos. Desde este primer caso en "El abogado de los pobres", Pedro Alemán se verá implicado en otros dos casos más que nos relata su creador el conocido abogado jerezano, Juan Pedro Cosano, que aprovecha para sumergir al lector en el siglo XVIII español. Las de momento tres novelas del ciclo pertenecen a ese subgénero que se ha dado en llamar thriller judicial.
Nicolas Le Floch. El comisario Le Floch comienza su andadura en 1761 en la policía del rey francés Luis XV. Sus casos le ponen en contacto con lo más granado de la sociedad pero también le hacen descender a lo más bajo. Su primer éxito es la resolución de "El enigma de la calle Blancs-Manteaux", y el último se desarrolla ya en 1786. Luego le siguieron 13 novelas más, la última de las cuales salió en el 2017. El escritor francés Jean-François Parot, quien además es diplomático, cosechó tal éxito en sus historias que las vio llevadas a la pequeña pantalla en una serie  de 12 episodios protagonizada por Jerome Robart.
John Fielding. El magistrado real John Fielding (1721-1780) protagoniza sus propias aventuras de misterio en una serie de 11 novelas. El primer caso de Fielding se relata en "El juez ciego" que se desarrolla en 1765 en Inglaterra, y en el cual John y su hermano Henry deberán resolver el asesinato de un Lord amigo del rey Jorge III. El periodista norteamericano Bruce Alexander firma las novelas de unos personajes, los hermanos Fielding, que ya habían captado la atención de escritores y guionistas, el propio Henry era novelista, y que llegaron a tener una serie de televisión, "City of Vice", en la que Ian Glen interpreta a John Fielding, pero que no se basa en las obras del novelista americano.
Pietro Viravolta. El veneciano Pietro Viravolta es un agente secreto que con el nombre código de la Orquídea Negra trabaja para la Serenísima República, aunque años más tarde también resolverá crímenes para el rey de Francia Luis XV. Su primera aventura "El noveno círculo" comenzará en 1756 intentando atrapar a una secta de asesinos que reproduce las muertes relatadas por Dante en el noveno círculo. El francés Arnaud Delalande, creador de la Orquídea Negra, lleva ya publicadas 5 novelas con su personaje que le llevan también a la Guerra de Independencia de los Estados Unidos y a la Revolución Francesa. El escritor es también guionista para el cine y la banda diseñada, y en su país le han llamado "el Arturo Pérez Reverte francés".

No hay comentarios:

Publicar un comentario