VUELVE YASHIM EL EUNUCO

LA SERPIENTE DE PIEDRA


Título Original: The Snake Stone


Autor: Jason Goodwin


Año de Publicación: 2007


País: Reino Unido


Marco Temporal: 1838-1839


Marco Espacial: Turquía


Estambul. 1838. Giorgios, un miembro de la comunidad griega es asesinado en la calle a la hora de la plegaria nocturna. Poco tiempo después Maximilien, Lefévre, un arqueólogo francés, llega a la capital del Imperio otomano. Yashim el eunuco se verá inmerso en una nueva oleada de crímenes y conspiraciones que le obligaran a poner en juego su ingenio si quiere sobrevivir.

Columna serpentina. Estambul.
La segunda novela relatando las aventuras e investigaciones del eunuco Yashim en la Turquía del sultán Mahmut II regresa con idénticos planteamientos que la primera. Misterios, crímenes y conspiraciones que el sagaz eunuco deberá resolver mientras recorre las calles de Estambul. Con un sultán enfermo, con Grecia desgajada del imperio tras lograr su independencia, y un arqueólogo en busca de antigüedades, Yashim se encuentra con una enrevesada trama en la que de nuevo ve peligrar su vida hasta llegar a un apoteósico final en la famosa cisterna Yerabatan Sarayi.

Goodwin regresa al mismo ambiente que le trajo el éxito en su anterior novela, recoge al mismo personaje investigador, y lo sume en una trama más compleja hasta el punto de que muchas veces el lector no sabe muy bien por donde van los tiros. De nuevo no profundiza demasiado, deja las cosas a medio contar, y lía demasiado la madeja con lo cual al final le cuesta llegar a una solución convincente. El autor quiere contar muchas cosas y al final en una novela que no llega a las 250 paginas la mayoría quedan esbozadas: reliquias desaparecidas, un sultán moribundo y las intrigas que ello desata, las secuelas de la independencia griega, profecías catastrofistas, y en medio de todo este guirigay la columna serpentina de tres cabezas procedente de Delfos.

Lo mejor de la novela de la serie sigue siendo el ambiente en el que se mueve el investigador, sobre todo para aquellos que tenemos la suerte de conocer Estambul (vale ya he soltado que he estado en Estambul y ya puedo seguir comentando). Los lugares están bien descritos, y elige para la trama algunos de los sitios más emblemáticos de la ciudad (impagable la escena casi al final al pie de la cabeza de Medusa), pero la narración divaga y los personajes no acaban de entusiasmar. Pero el momento elegido y el lugar hacen que la novela se vuelva interesante para los amantes de la historia, aunque para los aficionados al misterio y la intriga posiblemente resulte algo decepcionante.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario